Río de Janeiro.- Gran Bretaña sigue consolidándose en el ciclismo olímpico tras imponer una nueva marca mundial y ganar la medalla de Oro en la modalidad de persecución varonil.
Tras la exitosa participación de los británicos al obtener la medalla de Oro y récord olímpico en la modalidad de velocidad por equipos masculina, ayer lograron repetir la hazaña en el modo de persecución.
Con una velocidad de 62.536 kilómetros por hora, Gran Bretaña se impuso en la pista con un tiempo final de 3:50.265 minutos, marca que los laureó con la presea dorada y con el mejor registro mundial en esta disciplina. i
DDM STAFF