compartir en:

México.- A partir de este lunes, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) implementará el programa “Plataforma de Atención Comunitaria” para ayudar a las localidades siniestradas por el sismo del pasado 7 de septiembre.

La dependencia informó que el objetivo del programa es identificar riesgos y daños a la salud en la población afectada; acompañamiento de las necesidades sentidas de la población y promoción de saneamiento básico en las comunidades.

Para ello se integrarán 100 brigadas para hacer visitas casa por casa de la zona afectada, abarcando 20 municipios de los 41 que resultaron afectados, y se estima tener una cobertura de 188 mil 752 habitantes que viven en 37 mil 750 viviendas en un lapso de tres semanas.

Este programa al que se suma en su implementación la Universidad Autónoma Benito Juárez (UABJO) forma parte del cumplimiento adquirido por el IMSS con el secretario de Salud, José Narro Robles, relacionada con el compromiso de apoyo a las comunidades siniestradas por el sismo.

El IMSS recordó que la “Plataforma de Atención Comunitaria” se integró con un grupo de 280 profesionales de la salud, conformado por médicos generales, enfermeras, promotores de salud del programa IMSS-PROSPERA y personal becario.

De estos últimos participan 16 residentes de la especialidad de Epidemiología y 110 estudiantes del quinto año de la Facultad de Medicina y Cirugía de la UABJO.

Las brigadas recibirán capacitación para identificar riesgos y daños a la salud como lesiones, personas discapacitadas, enfermos crónicos descompensados, embarazadas y enfermedades transmisibles, otorgando atención especial a los grupos más vulnerables como menores de cinco años de edad y adultos mayores.

También realizarán labores de promoción del saneamiento básico relacionado con agua, excretas, basura, fauna nociva y transmisora, así como el aseo personal con énfasis en higiene de manos y se identificará la necesidad de derivación de personas para atención médica.

Para todo ello se destinarán 30 vehículos todo terreno del programa IMSS-PROSPERA, se aprovechará la experiencia y la presencia de 71 Unidades Médicas Rurales (UMR) en la región del Istmo y 30 Unidades Médicas Móviles que el IMSS ha destinado como apoyo a la contingencia.

El conocimiento de la lengua y de la zona por parte de los equipos de salud y los estudiantes de medicina se considera un elemento importante que permitirá un mejor acercamiento a las comunidades, agregó el IMSS en un comunicado.