compartir en:

Un hombre que viajaba en un estado alcoholizante trató de evitar pasar por un retén del alcoholímetro en China y de paso se lleva a un oficial de policía sobre su cofre y al mismo tiempo es grabado por el mismo, le da un pequeño paseo en donde hasta su gorra salió volando, quién manejó cerca de dos kilómetros con el encima.

En el video se ve la desesperación del policía que lo detiene, pero a pesar de esto el conductor no hace caso a las órdenes.Por fortuna para los dos hombres no paso a mayores y el oficial de policía terminó su día sin lesiones.

Mientras que el conductor no pudo evitar su infracción de tránsito, pero hasta el momento no se sabe si fue por la agresión en su contra o por conducir en estado de ebriedad.