Cautivados por el extraordinario clima, la flora y la fauna de la Eterna Primavera, Verónica Ibarra y Francisco Toledo decidieron sellar su amor con una bella ceremonia religiosa, realizada en un lindo jardín, en la que estuvieron acompañados por familiares e íntimas amistades, quienes fueron testigos del gran amor de la feliz pareja.
Tras nueve años de noviazgo, los ahora esposos fueron proclamados marido y mujer frente a Dios, teniendo como testigos a sus padres, María Cristina Millán y Carlos Toledo, así como a Irene Arévalo, quienes dieron la bendición a sus hijos en esta nueva etapa que han comenzado. Cabe destacar que en la entrada del lugar se instaló un espacio, para que los invitados plasmaran lindos mensajes de amor y cariño para Verónica y Francisco.
Minutos después, se ofreció un banquete en el mismo lugar, que fue decorado para la ocasión con flores en tonos pastel, lugar en donde Vero y Paco, como les llaman cariñosamente, bailaron sobre la pista su primer vals, invitando a sus familiares y amigos congregados a realizar un brindis en honor a ellos, cerrando el momento con la entrega de regalos; el festejo fue amenizado por un DJ, que le puso ritmo a la celebración durante toda la noche.
Por: Daniel Solano