compartir en:

El coordinador de Reinserción Social, Lucio Hernández Gutiérrez, aseguró que no bajarán la guardia y que continuarán con el trabajo que han venido desempeñado, luego del mensaje que dejaron junto con el cuerpo de una custodio que fue asesinada, en donde hacen referencia de diversos trabajadores del penal de Atlacholoaya relacionados con algunos ilícitos.
“Al respecto nosotros por lo pronto estamos instruyendo a todo nuestro personal de seguridad, estar atentos, estar alertas y estar más pendientes cada quien de las acciones encomendadas en cada una de las áreas”, sostuvo.
Incluso con este mensaje consideró que se quiere desviar la atención por lo que afirmó: “nosotros no nos vamos a doblegar ante estas circunstancias que intenten vulnerar el sistema penitenciario, al contrario nos fortalecemos más para lo que tengamos que enfrentar”.
Ayer junto con el cuerpo de la custodia asesinada fue encontrada una cartulina rosa con un texto en donde mencionaban a personal del Centro de Reinserción Social (Cereso) “Morelos”, en Atlacholoaya, como los responsables de secuestros, extorsiones y abusos en el penal.
Sin embargo, indicó que será la Fiscalía General del Estado (FGE) la que lleve a cabo las indagatorias correspondientes de los nombres que fueron mencionados en este texto, mientras que la dependencia a su cargo hará un fortalecimiento de la seguridad.
“Yo dejaría en manos de esa institución que es la competente toda esa información para que se esclarezcan y se proceda en contra de quien se tenga que proceder”, precisó.