compartir en:

Blindajes Epel dio a conocer que comercializó la unidad número 50 del segmento de vehículos híbridos, actividad comercial que inició hace cinco años en la Ciudad de México, plaza donde son más solicitadas este tipo de unidades por el programa “Hoy no Circula” que se aplica en la Megalópolis y al esquema de verificación vehicular.

Ernesto Mizrahi Haiat, director general de Blindajes Epel, expuso que la demanda de automotores híbridos blindados ha aumentado porque los usuarios finales quieren que sus autos circulen todos los días.

La tendencia del incremento se registra principalmente en la Ciudad de México, con alta probabilidad de extenderse a la zona centro del país, es decir, a los estados de México, Puebla y Morelos, principalmente por el tema del programa “Hoy no Circula” que aplica la Comisión Ambiental de la Megalópolis.

De acuerdo con el directivo, los modelos de camioneta híbridos más solicitados son Volkswagen (Touareg), Infinity (QX 35) y Porsche (Cayenne y Panamera), cuyos precios oscilan entre un millón 700 mil o un millón 800 mil pesos por unidad, mientras que en autos pequeños el Prius de Toyota lidera la lista.

La demanda de blindaje en híbridos con posibilidad de circular todos los días incrementó de tres a 10 mensuales, y el tiempo de manufactura es de hasta cuatro semanas y el acorazado no afecta el rendimiento de los vehículos híbridos y/o eléctricos, ya que el total del peso añadido no rebasa los 180 kg.

De acuerdo con la empresa, blindar autos híbridos tiene el mismo costo que un vehículo de combustión convencional, aunque es más complicado debido al banco de baterías que poseen.

De igual forma, se utilizan los mismos materiales opacos y cristales para blindar, pero la mano de obra la ejecuta personal especializado, principalmente en el rubro de los sistemas electrónicos.

Una de las principales innovaciones para los autos eléctricos son los cristales, los cuales tienen las mismas características balísticas del Nivel III que resisten disparos de todo tipo de armas cortas, pero para esta nueva serie son más delgados, hasta por tres milímetros (17 milímetros en total), lo cual a su vez se refleja en el peso total de la unidad.

“En el Nivel III se ocupa poco acero, no obstante el que utilizamos en este momento para vehículos eléctricos e híbridos es el más ligero que existe en el mercado, lo que disminuye entre 18 y 20 por ciento el peso del vehículo”, añadió el directivo.