compartir en:

TLALTIZAPÁN, MORELOS.- “Con la finalidad de que no se violenten los derechos de los jornaleros agrícolas de la entidad y que sus hijos continúen sus estudios, la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) entregó becas escolares”, informó el delegado, Jorge Meade Ocaranza.
Dijo que dicho apoyo para los jornaleros de Tlaltizapán es el seguimiento al Programa de Atención a Jornaleros Agrícolas (PAJA).
Este año hubo incremento del30 por ciento al presupuesto destinado a este programa social, con lo que se garantiza la cobertura a los 18 municipios donde se concentran laborando, principalmente, en cultivos de legumbres como jitomate, elote, calabaza, así como al corte de caña.
Meade Ocaranza explicó que los apoyos forman parte de la Estrategia Nacional de Inclusión (ENI), que implementó el titular de la Sedesol, Luis Miranda Nava, y que conjunta acciones de los tres órdenes de Gobierno para llevar beneficios que imparten en las principales carencias marcadas por el Consejo Nacional de Evaluación (Coneval).
“Hoy, la Sedesol no sólo les trae estos apoyos, hoy ustedes accederán a beneficios como el Seguro Popular y se certificarán a través del INEA, de eso se trata la política social de nueva generación de nuestro Presidente, Enrique Peña Nieto”, destacó.
El delegado en Morelos de la Sedesol aseguró que la dependencia que él representa está al pendiente de los jornaleros para que no sean vulnerados sus derechos, que los menores continúen sus estudios.
También acercar a los albergues y campamentos los diferentes apoyos y servicios, a través de la realización de ferias institucionales, donde son atendidos en rubros como salud, educación, alimentación, entre otros.

Migran por trabajo
La Sedesol da cobertura a más de cuatro mil jornaleros agrícolas, de un universo de 6 mil 500, tanto foráneos, como locales, los cuales se trasladan cada año a territorio morelense.

"Los niños tendrán acceso a una beca que les permita a sus padres tener más recursos para enviarlos a la escuela y comprar útiles escolares.” Jorge Meade Ocaranza, delegado de la Sedesol.

 

Por: CARLOS SOBERANES
[email protected]