compartir en:

Familiares y amigos de la familia López Anguiano ingresaron a la Parroquia de  la Inmaculada Concepción para dar inicio con la ceremonia religiosa y ser testigos de la bendición y recibimiento del sacramento del bautismo para Natalia. 
La pequeña y sus padres, Marilú Anguiano y Joaquín López, así como sus padrinos, Vanessa Castillo e Israel Cuevas pasaron a la pila bautismal, ahí cayó el agua bendita por la frente de Natalia, significado de la presentación como hija de Dios, y sus padrinos encendieron el cirio que representa el compromiso de la luz que guiará a la niña. 
Por ser un día especial y de celebración, anfitriones e invitados asistieron a un lindo jardín en Cuernavaca para continuar con este gran festejo.

Por: Mariana García
[email protected]