compartir en:

Acompañado por sus padres América Domínguez y José María Arrillaga y de la mano de sus padrinos Nayeli Ortiz y Juan Solórzano, se dio la bendición al pequeño Markel Arrillaga Domínguez a través del agua que caía  por su frente en la pila bautismal de la Catedral.
Al término de la celebración religiosa, se llevó a cabo una recepción en un jardín de Cuernavaca, el cual estaba decorado con mantelería azul con blanco y había una colorida barra de dulces con letras con el nombre del bebé; todos los asistentes disfrutaron una rica comida buffet y refrescantes bebidas.
Procedente del estado de Veracruz, la familia Arrillaga Domínguez optó por celebrar el sacramento de su hijo en la Ciudad de la Eterna Primavera, ya que les gusta el  buen clima y los bellos lugares de la ciudad.

Por: Mariana García /  [email protected]