Como parte de la tradición católica, Gaby Lavín y Enrique Fernández presentaron ante el altar a su hija parar ser bendecida por el padre Luis Martín, quien derramó el agua bautismal en la frente de Carolina para que recibiera a Cristo en su corazón. 

La pequeña contó con la presencia de Martha Esparza y Marco Morales, quienes tomaron la decisión de ser sus padrinos por el cariño y aprecio que le tienen a la familia Fernández  Lavín, por lo que durante la ceremonia religiosa se comprometieron a ayudar a los padres en la futura formación de su ahora ahijada.

Alfredo Valdez
[email protected]