De la mano de su mamá, Mara Ruiz, y en compañía de sus padrinos, Michelle y Manuel Ruiz, el pequeño León fue bautizado en la Parroquia de la Sagrada Familia, en donde el agua bendita cayó por su cabeza, recibiendo el sacramento más importante para convertirse en hijo de Dios.
Familiares y seres queridos acompañaron a la familia Ruiz en este importante acontecimiento, un gran festejo para la iglesia católica al recibir a un hijo más, a quien sus padrinos deberán guiar por el camino del bien e inculcarle
los valores del amor y el respeto.
Para esta celebración vistieron a León en color café y blanco; además, el pequeño recibió  una linda medallita bendecida, como regalo de sus padrinos y el cariño de su familia. ¡Felicidades!

Por: Mariana García
[email protected]