Andrea Evangelista y Omar Neri llevaron al altar de la Capilla de la Sagrada Familia a su hijo Diego Andrés, quien recibió al espíritu santo a través del agua bendita y el signo de la cruz puesta en la frente. 

Andrea y Beatriz González, Elicet Garza y Rodrigo Neri son los padrinos del pequeño Diego  y se comprometieron ante él y Dios, a ser los que guíen a su ahijado por las buenas decisiones, convirtiéndose en sus padres de la fe y quienes encendieron el cirio, significado de la luz del camino de una nueva familia. 

Vestido con un lindo ropón en color blanco, significado de paz y pureza, el niño fue bendecido por el sacerdote. 

Al término de la ceremonia, la familia Neri Evangelista recibió a los invitados en un lindo salón para compartir la mesa y continuar con la celebración. 

Por: Mariana García

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...