compartir en:

Cuernavaca, MORELOS.- La aceptación de FAD por los ciudadanos dependerá de quién sea el candidato, planteó el analista político José Antonio Crespo, al dibujar el complejo escenario electoral que tiene el país para 2018, en el que la mayoría de los votantes no tiene definido
su sufragio.
El especialista dijo que aunque el Frente puede resultar atractivo para los electores, ayer puso en duda su materialización debido a que se ve difícil que los panistas acepten a un candidato perredista y viceversa; esa falta de claridad también se ve en el PRI, y concluyó que por ahora en el escenario sólo hay un
candidato definido.
Por su parte, el ex diputado perredista Jesús Ortega acusó que Andrés Manuel López Obrador quiere refrendar la continuidad del actual régimen político.
A pesar de la oferta política que anuncia, dijo que no es otra casa, sino más del mismo régimen absolutista, y la base del problema que el FAD busca combatir.
Añadió que en la actualidad es anacrónico discutir y dudar de la posibilidad de que se unan la derecha y la izquierda; en todo caso, dijo que es audaz, pero necesario para evitar que se tenga un candidato que sólo venga a dar continuidad al gobierno centralista.
El gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, “El Bronco”, puso en duda la iniciativa, al observar que quienes la promueven no han podido cambiar nada cuando han estado
en el poder.
Dijo que lo primero que deben hacer para tener la confianza de la ciudadanía es despojarse de las prerrogativas, al cuestionar que en 2018, los partidos políticos recibirán 6,700 millones de pesos. “Que renuncien a la prerrogativa y se lancen al ruedo con sus propias uñas”, dijo sin recibir respuesta.

Por: Antonieta Sánchez /  [email protected]