Villarreal.- Con una presión que dio sus frutos en la agonía del encuentro, Barcelona sacó ayer el triunfo 2-0 sobre un Villarreal que se defendió con todo, pero se quedó con solo 10 hombres.
El primer lapso del encuentro, correspondiente a la fecha 15, real en el estadio de la Cerámica, resultó bastante disputado, con un visitante siempre al ataque en pos de la anotación, y un elenco local que primero se defendió y después intentó ir al frente.
Con la expulsión de Daniel Raba, quien se ganó la roja directa en el minuto 60 por una dura entrada, dejó a su escuadra en inferioridad numérica que se defendió aún más en su área.
Fue así que el empuje y buen futbol del cuadro culé que comenzó a imponer condiciones y abrió el marcador por conducto del futbolista uruguayo Luis Suárez en el minuto 72, que luego amplió el astro argentino Lionel Messi a siete minutos del final.
Con este nuevo triunfo, el conjunto Blaugrana se afianza en la cima de la clasificación general con 39 unidades, ocho de ventaja sobre el Real Madrid; Villarreal se quedó en 21 aún con posibilidades de torneo continental.