compartir en:

Madrid.- Barcelona ganó la Copa del Rey, en el Estadio Vicente Calderón, (la estrella 28 en este certamen del equipo catalán), al vencer 2-0 en la final al Sevilla.
El 1-0 lo hizo el defensa Jordi Alba, al 97’, en el primer tiempo extra, al cruzar con izquierda al segundo palo del guardameta Sergio Rico, tras un buen servicio del argentino Lionel Messi.
Sobre la hora de la prórroga, Messi desarrolló una jugada maestra que terminó filtrando entre los defensores para dejar solo a Neymar, quien decretó el 2-0 definitivo.
En un duelo de muchas amonestaciones, cuatro cartones amarillos para Barcelona y 10 para Sevilla, el centrocampista Javier Mascherano dejó desde muy temprano (al 36’) con 10 hombres al Barsa, hasta que con la expulsión de su compatriota, Éver Banega, al 90, se emparejaron las cosas, aunque más tarde, el portugués Daniel Martins fue echado por doble amarilla.
El Barsa perdió por lesión al uruguayo Luis Suárez, al 57.