compartir en:

Han quedado definidos los equipos que participarán en la llamada “fiesta grande” del balompié nacional, la cual contará con varios atractivos, empezando por el duelo emblemático de nuestro futbol como lo es el América vs Guadalajara.

También destaca que de último momento se haya metido al reventón otro de los clubes con mayor poder de convocatoria y gran cantidad de seguidores como los Pumas de la Universidad.

La llamada mejor afición de México, tiene a sus “Rayados” fuera luego de un torneo para el olvido, pero estarán dignamente representados por los Tigres que con Ricardo Ferretti al timón, representan una seria amenaza para cualquiera.

El mediocre cierre del Toluca le abrió la puerta al León y de esa manera, la familia Martínez, padre e hijo, ven a sus dos escuadras en la lucha por el título, aunque con realidades distintas. Pachuca es el campeón defensor, llegó en segundo sitio y es un equipazo mientras que León vino de atrás y buscará victimar a los Xolos para cumplir con la maldición del súper líder.

Quizá el equipo que menos presión maneje en este momento sea el Necaxa, diseñado para salvarse y que fruto a un temporadón está adentro. Su problema será frenar al veloz y letal ataque tuzo.

Pero lo que puede hacer a esta Liguilla inédita es que por primera vez en la historia, la gran final podría transmitirse solo por televisión de paga.

Saquemos juntos usted y yo, amable lector, las cuentas: Televisa tiene en esta postemporada 4 equipos, a saber: Tigres, América, Pumas y Necaxa; Televisión Azteca transmite los partidos de Xolos de Tijuana; Guadalajara tiene su Chivas TV y los derechos de Pachuca y León los detenta Fox Sports.

Vamos a suponer que avanzaran León, Pachuca, Tigres o Pumas, (da igual para nuestro ejercicio) y el Guadalajara. Entonces veríamos en semifinales el duelo Pachuca contra León y Chivas ante cualquiera de los felinos ya sea el chilango o el regio.

Del enfrentamiento familiar surgiría en automático un finalista que se transmite por tele de paga. Si por ahí el rebaño sagrado se mete al partido grande, los millones de aficionados que ven su deporte favorito por televisión abierta se quedarían esa semana sin su espectáculo favorito.

Es un hecho que la televisión abierta pasa por un período complicado. Las audiencias en forma masiva buscan otro tipo de contenidos y prefieren pagar por ello, estando en todo su derecho.

Pero también es una realidad que en nuestro país existen millones de personas cuya única posibilidad de diversión es la televisión y ellos carecen de los medios económicos para contratar con cualquiera de las empresas que surten televisión por cable.

Ni hablar, son los nuevos tiempos y esta recomposición en el mapa deportivo-televisivo incluye también a un quinto jugador que es Cadena 3 con Querétaro y Chiapas. Veremos que sucede.

Bajo la lupa
Arturo Brizio Carter
[email protected]