El gremio de los entrenadores es el que menos novedades presenta de torneo a torneo. Por supuesto que hay bajas y despidos pero esos mismos directores técnicos aparecen muy campantes al siguiente campeonato sentaditos en el banco de otro equipo, encabezando un nuevo proyecto e iniciando lo que los medios de comunicación han dado en llamar “la era de…”
A muchos los avala una trayectoria interesante, con algún título por ahí pero otros sabrá Dios a que santo se encomienden pero siempre tienen chamba. Quizá el mejor ejemplo de esto último sea Rubén Omar Romano pero no es el único. 
Santos es un equipo cuya directiva suele dar oportunidad a estrategas “desconocidos” y ahí está el caso de Luís Zubeldía, cosechando logros con el cuadro de La Comarca.
Para la presente campaña aparecen algunos con mucha experiencia, enfundados en otras playeras pero lo más interesante es que hubo tres debuts y ninguno de los adiestradores que se sentaron por primera vez en el banquillo de un equipo mexicano perdió.
Entre los ya conocidos saltaron al banquillo el  “profe” José Guadalupe Cruz ahora dirigiendo al Atlas; Pablo Marini es desde este torneo el responsable técnico del Veracruz; el ex diablo mayor, José Saturnino Cardozo debutó en el ocote chiapaneco con una derrota ante el América y Alfonso Sosa, quién descendió con la U. de G. pero está de regreso ahora con Necaxa,  equipo al que condujo de vuelta a la máxima división de nuestro balompié.
Los debutantes son el eterno guardameta del Toluca, Hernán Cristante, que buscará reverdecer laureles ahora como técnico de los “diablos rojos”. En su debut, se trajo un valioso empate de la “perla tapatía” ante los rojinegros del Atlas. El argentino Ricardo Valiño condujo a la “franja” para sacar una riñonuda igualada de la casa del subcampeón Monterrey pero sin duda, la mejor presentación fue la de Francisco Palencia en el timón de los Pumas de la Universidad.
 Además, contó con muy buena estrella ya que el gol auriazul cae producto de un autogol del zaguero caprino Jair Pereira y en la agonía del encuentro Carlos Peña falló un penal sumamente rigorista.
Falta mucho trecho por recorrer y conocer lo que el destino le depare a cada uno de estos debutantes pero lo que es un hecho, es que siempre será saludable la renovación y el refresco de la baraja, sea cualquiera la actividad de que se trate.
No vislumbro sinceramente a Puebla, Toluca o Pumas dentro de los favoritos para ganar el campeonato pero de la capacidad de trabajo y sobre todo de liderazgo de sus nuevos mentores dependerá, indudablemente, el sitio que ocupen al final de la contienda.
Solo resta desearles que hagan huesos viejos en primera división y que los éxitos los acompañen.

Bajo la lupa 
Arturo Brizio Carter
[email protected]