Durante el año que corre el club América celebrará un siglo de edad. Fue en 1916 cuando fue fundado y en su historial ha sucedido de todo menos el descenso.
Muchos han sido sus mecenas y propietarios pero sin duda sus mejores años los ha vivido al convertirse en el emblema deportivo de la empresa más poderosa de telecomunicaciones de habla hispana.
Primero fue Telesistema Mexicano quién adquirió los derechos federativos del cuadro azulcrema. Don Emilio Azcárraga Vidaurreta, hombre de extraordinaria visión ordenó la compra para luego pasar la estafeta a su hijo del mismo nombre pero con Milmo como segundo apellido.
Allá por los años 60 contrataron los servicios de un joven que tenía un negocio de llantas y que había hecho maravillas con el Zacatepec. De esa manera Guillermo Cañedo se convirtió en ejecutivo de la televisora, pero encargado directamente de los temas directivos del equipo.
A él se atribuye la estrategia mercadológica de crear al “villano” del futbol mexicano. La lógica era que si ya existía el “bueno”, es decir, las Chivas Rayadas del Guadalajara, con sus múltiples campeonatos y aureola nacionalista, debía aparecer el antagónico como un cuadro rico y plagado de figuras extranjeras. El planteamiento vio frutos con el primer título de la era moderna conseguido en 1966 y la creación del Clásico de Clásicos frente a los tapatíos.
Vinieron otros títulos en la década de los 80, ya bajo la administración de Televisa y hasta nuestros días se trata de un protagonista sin el cual no se entendería la realidad de nuestro balompié.
Ahora se anuncian toda una serie de festejos por el centenario, que arrancaron el pasado sábado con la despedida de Cuauhtémoc Blanco jugando 35 minutos en un partido oficial ante el Morelia. Un estadio Azteca repleto fue testigo del homenaje al ídolo nacido hace 43 años en el populoso barrio de Tlatilco.
La dirigencia encabezada por Pepe Romano y Ricardo Peláez promete otras sorpresas. De aquí al 12 de octubre, cumpleaños oficial del club, veremos de que son capaces los amos del show y la mercadotecnia pero me surge una pregunta: ¿Le harán homenajes a aquellos jugadores que le han dado brillo a la institución y que, desde luego, siguen vivos? Porque por ahí andan Enrique Borja y Carlos Reinoso, por ejemplo. Zague papá fue un artífice en la construcción del mito americanista. Daniel Alberto Brailovski, Eduardo Bacas, Alfredo Tena, Cristóbal Ortega, Carlos Hermosillo, Héctor Miguel Zelada, Iván Zamorano, Claudio “piojo” López, el máximo romperredes Luís Roberto Alves “zaguinho”, en fin, una larga lista que se antoja interminable. Yo le pediría a usted, amable lector, sea o no americanista, me hiciera favor de recordar a quienes el club les debe un reconocimiento en este…Centenario.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...