CUERNAVACA, MORELOS.- La denominada “cuesta de enero” se reflejó en el Índice de Confianza del Consumidor (ICC), pues retrocedió 3.1 por ciento, en comparación con diciembre.
Integrantes de hogares que participaron en la medición señalaron en enero tener 3.1 por ciento menos de posibilidad para comprar bienes, como muebles, lavadoras, televisores u otro aparato electrodoméstico.
Lo anterior está relacionado con la inflación y el compromiso económico que los ciudadanos tienen que liquidar al iniciar el año, como pago de impuestos y derechos.
El ICC es elaborado con base en resultado de la Encuesta Nacional sobre Confianza del Consumidor (ENCO), que recaba conjuntamente personal del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) y Banco de México (Banxico) en 32 ciudades del país.
Dicho índice está conformado por cinco indicadores parciales, los cuales captan la percepción acerca de la situación económica del hogar de los entrevistados, respecto de la de hace un año; la situación económica esperada del hogar dentro de 12 meses.
También, la situación económica actual del país, respecto de la de hace un año; la situación económica del país en 12 meses; y qué tan propicio es el momento actual para adquirir bienes de consumo duradero.
Durante el primer mes de 2018 dichos componentes tuvieron el siguiente resultado: el primero avanzó 0.3 por ciento; el segundo retrocedió 1.4 por ciento; el tercero también se contrajo 2.2 por ciento; el cuarto registró un retroceso de 2.4 por ciento, y el último disminuyó 1.6 por ciento.
El promedio de todos arroja el valor que tuvo el Índice de Confianza del Consumidor.

Encarecimiento. El poder de adquisición se redujo durante la ‘cuesta de enero’, en comparación con la de 2017.

Por: Antonieta Sánchez / [email protected]
 

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...