compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- Tablajeros del mercado “Adolfo López Mateos” de Cuernavaca aseguraron que debido al regreso a clases cae la venta de la carne hasta 20 por ciento.
De acuerdo con Adán Martínez Beltrán, líder de tablajeros en la central de abasto más importante de Morelos, dicho fenómeno ocurre cada año.
“Los padres de familia que tienen hijos y están por regresar al ciclo escolar dan prioridad a los gastos de útiles y uniformes, esto hace que se restrinjan de comprar continuamente todo tipo de carne, en especial la de res”, explicó Martínez Beltrán.
Agregó que 56 carnicerías hay establecidas en la nave comercial del ALM, de las cuales dependen más de 168 familias.
“Cada local, en promedio, tiene de tres a más trabajadores que dependen directamente de la venta de carne para llevar el sustento a sus familiares, pero en estos días merma la venta de este producto”, afirmó.
“Con relación a la carne que vendemos en el mercado, son de alta calidad y jamás hemos tenido reclamo por parte de los consumidores, en el sentido de que la carne sea de dudosa procedencia.
Aseveró que sólo venden de novillos finos, los cuales son sacrificados en el rastro de Cuernavaca, ubicado en Paseo Cuauhnáhuac.
“Ya casi no se matan vacas, pues están restringidas y el control de calidad de esta carne que provienen del rastro está muy controlado”, comentó el líder tablajero.
“Las mejoras que se han ido haciendo al rastro de Cuernavaca han incrementado para bien, de hecho, competimos con los grandes súperes en cuestión de cortes finos, pues también también ya los vendemos, algo que anteriormente no contábamos con ello”, dijo.
Respecto de la certificación TIF, comentó que sólo requieren apoyo del Gobierno para llevar a que el rastro de Cuernavaca tenga el certificado TIF.
El líder de los carniceros dijo que “el rastro de Cuernavaca tiene 50 años de antigüedad y de allí no sale carne descompuesta, pues desde que entran las reses las normas y registros ya están establecidas con la certificación de no contener clembuterol o tuberculosis.

"La cuestión es que sólo necesitamos el apoyo de las autoridades de Gobierno para llevar este rastro de Cuernavaca a tener este importante certificado TIF.” Adán Martínez Beltrán, líder de tablajeros del ALM.

 

Por: LUIS FLORES / [email protected]