Cuernavaca, Morelos.- El trabajo multidisciplinario entre estudiantes de bachillerato dio como resultado una cerradura inteligente, que se activa a través de una tarjeta y un anillo especial, además cuenta con reconocimiento facial, de voz y hasta huellas dactilares. 

Como parte de un proyecto de emprendimiento, jóvenes estudiantes del bachillerato tecnológico de ‘Nuestros Pequeños Hermanos’,  de las carreras de Electrónica, Computación y Contabilidad, conjuntaron sus conocimientos para desarrollar  ‘Smart Close’, la cerradura inteligente, que puede ser instalada en cualquier puerta o sitio en el que deseen tener seguridad. 

Mario Mezo Toto, integrante del proyecto, explicó que junto con otros compañeros y amigos de su escuela, decidieron participar por su cuenta en un programa de emprendedores, tras  una lluvia de ideas y analizar estadísticas concretaron el dispositivo para resguardar los bienes. 

La estructura y desarrollo les tomó cerca de 30 días, realizaron diversas pruebas y tuvieron certeza de que es funcional y seguro.

El proyecto consiste en un dispositivo que va conectado  la chapa de la puerta, al tiempo de querer abrirla sólo deben colocar una tarjeta y un anillo especial, al mismo tiempo, y en un movimiento natural la puesta se abrirá. 

“Este producto  tiene la capacidad de ser adaptable a la casa, puerta o cualquier otra cosa en la que nuestros consumidores quieran seguridad; podemos implementar un lector de huellas, reconocimiento facial, de voz o incluso por cámaras”, explicó.    

A la par del desarrollo la cerradura inteligente los jóvenes formaron su empresa llamada ‘PROCREF’, y han comenzado a promocionar en ferias de emprendedores.

José Azcárate
[email protected]


Últimas Noticias