Dos árboles, ubicados en una plaza de la colonia Jacarandas, y otro a orillas de la carretera federal México-Cuernavaca, en la colonia Santa María Ahuacatitlán, fueron derribados por las ráfagas de viento superiores a los 50 kilómetros por hora que azotaron Cuernavaca y otras partes de Morelos.

Foto: Cristian Alaniz / DDM