CUERNAVACA, MORELOS.- Un paciente con cáncer colorrectal que tiene Seguro Popular, tiene más oportunidad de sobrevivir que una persona sin seguridad social que no está inscrito a este esquema de salud, señalaron especialistas, funcionarios y representantes de organizaciones sociales.
La cobertura de los servicios de salud mediante este sistema está permitiendo que los pacientes sean atendidos en etapas más tempranas, pero es necesario mejorar la información y acceso porque algunos de ellos abandonan el tratamiento al desconocer sus alcances y en otros casos, los médicos no los refieren a los hospitales certificados.
En el Tercer Encuentro Plataforma Nacional en Cáncer Colorrectal, auspiciado por la farmacéutica Merck, Germán Calderillo Ruiz, coordinador de la Unidad de Gastro Oncología del Instituto Nacional de Cancerología (INCan), resaltó que un paciente inscrito en el Seguro Popular vive más que otro sin ese servicio.
Detalló que el costo por persona con cáncer colorrectal en etapas tempranas es en promedio de 50 mil pesos, mientras que un paciente en etapa IV con metástasis le cuesta a los servicios de salud de 750 mil y un millón de pesos.
“La perspectiva de vida para un paciente que no recibe tratamiento es de seis meses después del diagnóstico, mientras que una persona en etapa avanzada que recibe quimioterapia, radioterapia y terapias monoclonales puede llegar a vivir dos años, y los que se diagnostican temprano y se les trata con terapias innovadoras tienen una sobrevida de seis o siete años”, subrayó.

DDM REDACCIÓN
[email protected]