Moscú.- Con el sobresaliente ala-pívot mexicano Gustavo Ayón como dueño de la batuta, Real Madrid le pegó 93-82 a Khimki Moscú y sacó “oro molido” de su visita al Krylatskoye Sports Palace, donde cerró la primera vuelta del Top 16 en la Euroliga.
Inmerso en el apretado grupo F, el conjunto “merengue” estaba obligado al triunfo en este juego.
A lo largo de 35:22 minutos, el “Titán” festejó 24 puntos, 13 rebotes, cinco robos, dos asistencias y dos tapones; el único de sus compañeros que trató de “hacerle sombra” fue Sergio Llull, quien colaboró con 17 unidades, 11 pases y seis rebotes. 

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...