compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- La Comisión Especial del Congreso que atiende el caso Temixco logró ayer que se diera un primer paso en la conciliación de los intereses de los dos grupos de perredistas que se confrontaron tras la muerte de Gisela Mota Ocampo.

Irma Camacho García, presidenta municipal suplente, aceptaría un acuerdo con simpatizantes de Mota Ocampo para poner fin al problema político que se desató por la sucesión en el gobierno.

Camacho García acudió ayer a una reunión con diputados que tuvo carácter de conciliación.

En el encuentro, el legislador Enrique Laffitte Bretón expuso que el motivo de la reunión fue encontrar una salida al problema en un plazo inmediato, que responda a los intereses de los dos grupos en conflicto, pero sobre todo, le dé viabilidad al gobierno de Irma Camacho.

En ese contexto, pidieron a la alcaldesa suplente que hiciera llegar al Congreso un escrito –a más tardar la tarde de ayer- en el que estableciera lo qué está dispuesta a ceder para poner fin al problema, sin que se sienta presionada.

El arreglo básicamente consistirá en que Camacho García acepte ceder posiciones en la estructura del Ayuntamiento a gente que perteneció al equipo de campaña de Gisela Mota.

Laffitte Bretón habló de la conveniencia de que los dos grupos, el de Gisela Mota (presidenta propietaria) e Irma Camacho (presidenta suplente) tengan un acuerdo para evitar la ingobernabilidad en el municipio, como ya se había anticipado.

La alcaldesa adelantó que aceptaría un acuerdo, pero dejó en claro que sólo invitaría a participar en su administración a gente que no la ha agredido. 

Recuento

 

DIÁLOGO

Irma Camacho García aceptaría ceder algunas posiciones a gente que trabajo en la campaña de Gisela Mota Ocampo, a cambio de no caer en la ingobernabilidad en Temixco.