CUERNAVACA, MORELOS.- El pasado 10 de agosto se cumplió un año de que la Secretaría de Gobernación, a través de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim), emitió la declaratoria de alerta de género en ocho municipios; desde entonces, el principal avance se ha dado en el cambio de actitud de los servidores públicos, sobre todo los de primer contacto, y en el establecimiento de las unidades municipales para conocer la situación real de la violencia feminicida que registran las localidades con alerta y, en general, los 33 municipios.
Así lo resumió ayer la  secretaria técnica de la Comisión Estatal para la Prevención de Violencia de Género, Iraís Ortega Zúñiga, al recordar que la declaratoria en los municipios Cuautla, Cuernavaca, Emiliano Zapata, Jiutepec, Puente de Ixtla, Temixco, Xochitepec y Yautepec, no se hizo a manera de “castigo” para el gobierno, sino en contra de una conducta negativa generalizada, de la autoridad y los ciudadanos, y que detonó en un problema social.
Es por ello que la estrategia para remontar la situación incluye acciones que alcanzan a los tres órdenes de gobierno, a los tres poderes, y a la sociedad, para lograr un cambio de actitud social.
El reto es difícil y los resultados se verán a largo plazo, reconoció; pero en el corto, Ortega Zúñiga apuntó que ya se puede ver un cambio de actitud institucional que reconoce y hace visible la violencia de género.
“No se puede empezar por el final; se tiene que trabajar desde el principio, previniendo, atendiendo y sancionando, desde todas las áreas gubernamentales, porque a medida que se vaya avanzando en cada uno de estos ejes, se podrán ver los resultados”, estableció.

‘No existía’
La funcionaria precisó que el reto de la declaratoria es el cambio cultural de la población, que mujeres y hombres dejen de repetir patrones que son detonantes de la violencia de género, como castigar a las hijas y ser permisibles con los hijos porque “son hombres”.
En el terreno institucional, acotó que como resultado de una de las primeras acciones, por lo menos los ocho municipios con alerta, ya cuentan con las unidades municipales para conocer el diagnóstico de la violencia contra las mujeres, que dio como resultado el semáforo, con zonas, horarios, tipos y causas de las
agresiones.
El trabajo en algunos municipios, como el de Puente de Ixtla, fue desde cero, porque en este ni siquiera había instancia de la mujer, lo que forma parte del abandono que las autoridades municipales dieron al tema de 2000 a 2013, cuando se solicitó la alerta.
Ahora, se sigue trabajando en capacitación y en diagnósticos y análisis para tener el panorama de la violencia feminicida que no estaba reflejada así en las estadísticas, en las que hasta antes de la alerta, sólo existía cuando se denunciaba como delito.
Iraís Ortega aclaró que es posible que a raíz de las acciones de la alerta y la puesta en marcha de políticas públicas ex profeso para atender el tema, el número de delitos de violencia contra las mujeres haya aumentado, pero sólo es consecuencia de su reconocimiento y visibilidad, es decir, ahora las mujeres tienen más confianza de denunciar.

Combate a la violencia de género
En algunos municipios hay que empezar de cero en el tema de la prevención.

Combate a la violencia de género
En algunos municipios hay que empezar de cero en el tema de la prevención.

El 19 de julio, la impulsora del modelo de la alerta de género, la activista e investigadora Marcela Lagarde, dijo que el éxito tiene qué ver con la perspectiva de género con la que sea aplicada por parte de los servidores públicos.ejemplo de lo que es.

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ /  [email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...