Los vehículos que vuelan siempre han sido una idea presente en muchas obras de ciencia ficción, pero existen diferentes desarrollos y prototipos que buscan llevar estos proyectos a la realidad. Por un lado está Terrafugia, uno de los vehículos referentes en este segmento.

Una de las iniciativas más firmes se lleva a cabo en Dubai, donde las autoridades locales buscan implementar un servicio de taxis aéreos con drones autónomos. Fabricados por la compañía china EHang, el vehículo está dotado de motores eléctricos, capaz de transportar a una persona, puede recargarse en dos horas y tiene una autonomía de vuelo de casi 30 minutos.

Sin embargo, un desarrollo conjunto entre las firmas Italdesign y Airbus acaparó las miradas del Salón del Automóvil de Ginebra con Pop.Up, un prototipo que combina un vehículo terrestre eléctrico y un drone autónomo .

El sistema Pop.Up junta una plataforma de inteligencia artificial que evalúa las diferentes alternativas y opciones de ruta, una cápsula para el pasajero diseñada en fibra de carbono que puede adaptarse al módulo  terrestre o aéreo y una interfaz de usuario para este curioso vehículo. Por ahora es sólo un prototipo y sus creadores planean que esté listo para el año 2030.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...