compartir en:

Las 700 hectáreas de manglar en los humedales de la zona norte de Yucatán fueron rehabilitadas por el Gobierno Federal, estatal y pobladores de cuatro comunidades.

Estos manglares fueron devastados por el huracán “Isidor” en 2002 y en 2005 tras el paso del huracán “Wilma”, luego por incendios, tala ilegal y la interrupción de flujos de agua.

El panorama era desolador, el mangle quedo seco, algunos matorrales sobrevivieron, pero sin el color verde característico.

Quedó devastada, con ayuda de los señores que ahora son guardaparques y que trabajamos en equipo con nosotros empezaron a reforestar esta zona”, comentó Monserrat Pérez, encargada de la reserva ecológica el Corchito.

Los pobladores extrajeron la madera, limpiaron los flujos de agua de mar que es lo que le da vida al manglar y en casi 15 años se logró la rehabilitación de este ecosistema, hogar de más de 120 especies de aves, 20 de mamíferos y de cuatro especies de mangle.

En los alrededores de Progreso, se está reforestando con mangle y que es lo que se está haciendo se rehabilitan los flujos hidrológicos”, comentó Jorge Carlos Berlín, delegado en Yucatán de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

En las reservas de Yucatán donde hay manglares, viven 444 de las 895 especies de aves registradas en el país, 457 especies de peces, 87 especies de reptiles y hay cerca del 18 por ciento del total de las especies de mamíferos que hay en México.