compartir en:

México.- El Consejo General del Instituto Electoral de la Ciudad de México (IECM) aprobó por unanimidad la división de las 96 circunscripciones para la elección de alcaldes y concejales en 2018 para la capital del país.

En sesión extraordinaria urgente y como único punto del orden del día, el organismo electoral local determinó que cada una de las 16 alcaldías, aún demarcaciones, tendrán seis circunscripciones.

Con ello cumplió el plazo que le otorgó el Constituyente de 30 días para crear los mapas de las circunscripciones desarrolladas por un Comité Técnico de especialistas a partir de de la entrada en vigor del Código de Instituciones y Procedimientos Electorales local el 7 de junio.

Al presentar el proyecto de acuerdo, aprobado previamente por la Comisión de Organización Electoral y Geoestadística del Instituto, el consejero electoral Yuri Gabriel Beltrán Miranda afirmó que, pese al breve plazo, se realizó la división con profesionalismo y calidad.

El también presidente de dicha Comisión explicó que esta labor se hizo con base en criterios de población y configuración geográfica, así como identidad social, cultural, étnica y económica, señalados en la Constitución y la ley electoral de la ciudad.

Dijo que el Comité Técnico cuidó evitar que pueblos, barrios originarios, así como comunidades indígenas de la ciudad quedarán divididos al realizar el trazo de las circunscripciones; además se llevó a cabo una consulta entre este sector previa labor informativa.

Indicó que el Comité Técnico atendió 147 observaciones suscritas por más de dos mil personas pertenecientes a esos pueblos, barrios y comunidades, así como 13 de los partidos políticos, los cuales acompañaron las sesiones.

Por su parte, la consejera electoral Olga González Martínez comentó que la división de las circunscripciones representó un reto administrativo, técnico y político, pues en un plazo muy limitado se debieron conciliar las distintas visiones en que se debía realizar.

Esta definición, afirmó, es de trascendencia histórica, pues a partir del consenso y solución de criterios técnicos y científicos se logró un instrumento geográfico para la administración electoral que mantiene un equilibrio entre distintas variables.

Entre ellas destacan el número de habitantes, identidad, arraigo al territorio, así como la configuración y estructura urbana.

Agradeció el apoyo del Comité Técnico de especialistas integrado por Leticia Gerónimo Mendoza, Silvia Gómez Tagle, Rodrigo Alfonso Morales Manzanares, Alejandro Velázquez, Teresa Mora Vázquez, Rubén Hernández y Emilio López Escobar.

Asimismo a todo el personal, funcionarios y demás involucrados en la creación de este instrumento.

La consejera mencionó el esfuerzo que implicó esta labor, al señalar que se dedicó más de la mitad del tiempo disponible para la elaboración de esta división a la consulta de los distintos sectores poblacionales en la ciudad.

Además se colocaron más de siete mil carteles, se repartieron más de 50 mil volantes informativos, 773 horas de perifoneo, 637 oficios, convocatorias y asambleas, entre otros.

De acuerdo a la nueva Constitución local y la normativa electoral secundaria, la figura de Jefe Delegacional será sustituida por la de alcalde, quien habrá de gobernar con un concejo integrado por 10 miembros.

Los seis primeros miembros de ese concejo, electos por mayoría, representarán, cada uno, a un área geográfica determinada.

Esta nueva circunscripcionalización no delimita pueblos originarios ni reconoce autoridades tradicionales o intenta interferir en la forma de auto organización que cada comunidad o pueblo indígena se plantee para sí mismo.