Las bellas creaciones de Aurelio Franco son realizadas con una técnica extinta que es el arte plumario; en la época prehispánica simbolizaba riqueza, fertilidad y poder, remarcando que quienes lo usaban solían ser asociados con la divinidad. 
El Museo de Arte Indígena Contemporáneo se volvió el escenario perfecto para recuperar el pasado mexicano desde sus tradiciones, costumbres y simbolismos, con la extraordinaria labor que desde hace varias décadas el artista ha dedicado a la investigación de esta forma de expresión antigua, ya que más que tener un fin estético, se vincula con el culto religioso y señala las diferencias sociales entre grupos por las finas plumas preciosas que cubrían las prendas de algodón. 
Todos admiraron los cuadros y el anfitrión conversó con los visitantes para explicarles el significado de cada obra y la forma en que la hizo posible. 

Alfredo Valdez / [email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...