Ante el incremento año con año de la temperatura máxima a nivel nacional, dependencias gubernamentales y sociedad en general llevan a cabo estrategias y prácticas cotidianas de cuidado y prevención, con el objetivo de mitigar los efectos físicos y ambientales que deja la temporada de calor

A partir del 2012, cuando la temperatura máxima promedio a nivel nacional de acuerdo con datos de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), oscilaba en 29.1 grados centígrados, desde entonces la temperatura ha ido en aumento, ya que el año pasado esta cifra aumentó hasta los 29.8 grados, siendo 2016 el año más caluroso desde 2004.

En lo que va del 2017, mes tras mes la temperatura máxima a nivel nacional ha superado los niveles del 2016. En enero del año pasado, la temperatura promedio nacional rondaba los 23.7 grados, mientras que en el primer mes de este mes el registro alcanzó los 25.4 grados.

Durante febrero del año pasado, el promedio nacional era de 27.3 grados, para este año la temperatura fue de 27.9 grados. Marzo presentó en 2016, 29.1 grados y este año mostró un aumento al llegar a 29.7 grados.

El último registro de la Conagua del mes de abril mostró que durante el año pasado la temperatura máxima a nivel nacional fue de 31.2 grados, en tanto que que este 2017 esta fue de 31.8 grados.

De continuar este incremento, este año podría superar la máxima nacional del 2016, ya que además diversos estados de la República han presentado temperaturas máximas históricas, como en el caso de Campeche, donde el mes pasado en la zona centro y sureste del estado se presentaron temperaturas de 46 y 47 grados, respectivamente.

En este sentido, cabe destacar que en un reporte del año pasado, la Conagua señaló que los estados más calurosos que estuvieron por arriba de los 33 grados, fueron Campeche y Sinaloa con una temperatura anual promedio de 33.9 grados, seguidos por Colima con 33.7 grados y Yucatán con 33.3 grados.

Por otra parte, entre las consecuencias del calor extremo en el ser humano se  las enfermedades diarreicas, golpes de calor, agotamiento por calor o insolación y quemaduras solares.

No obstante, en Sonora, donde las temperaturas se promedian de 43 grados a la sombra, de acuerdo con datos de la Dirección General de Epidemiología (DGE), se presentó la defunción a nivel nacional asociada al calor extremo en el municipio de Caborca, ubicado al noroeste del estado.

La DGE, en su reporte de la semana epidemiológica 12 a la 17 de la presente temporada de calor, señaló que se tienen un total de 79 casos a nivel nacional asociados a temperaturas naturales extremas.

Ante esto, diversas dependencias gubernamentales han emitido alertas para prevenir exponerse al sol en ciertas horas del día, así como mantenerse bien hidratados y no consumir comida en la calle.

Además, los pobladores de diversos estados han ideado diversas prácticas tradicionales en sus lugares de origen, para aminorar los efectos del incremento de la temperatura.

Así, en estados como Guerrero los pobladores consumen la tradicional bebida conocida como chilate, elaborada a base de cacao, canela, arroz y azúcar, que se toma fría y espumosa. Los yucatecos, en tanto, con la ayuda de sus característicos sombreros sortean el caluroso clima que durante este mes oscila entre los 40 grados.

Mientras que en San Luis del Rio Colorado, Sonora, los habitantes de este municipio se resguardan del sol bajo la sombra de los árboles del mezquite, que se encuentran a lo largo y ancho de la localidad.

Por otra parte, el calor extremo afecta de diversas maneras también al medio ambiente, al registrarse incendios forestales y sequias.

De acuerdo con información de la Comisión Nacional Forestal (Conafor), en lo que va del año se han presentado cinco mil 918 incendios distribuidos en las 32 entidades federativas, afectando un total de 272 mil 931.65 hectáreas.

Las entidades donde más incendios se han presentado hasta la fecha son el Estado de México, Michoacán, Ciudad de México, Puebla, Jalisco, Chiapas, Hidalgo, Oaxaca, Chihuahua y Morelos.

Asimismo, Jalisco, Oaxaca, Chihuahua, Guerrero, Sonora, Michoacán, Estado de México, Puebla, Durango y Quintana Roo, son las entidades con más superficie dañada.

En cuanto a las sequias, en su reporte al 30 de abril de este año, la Conagua informó que la sequía desde moderada a extrema a nivel nacional, disminuyó ligeramente de 9.2 por ciento a 8.2 por ciento de la superficie hasta el 15 de abril.

Sin embargo, subrayó que los estados que presentan mayor nivel de sequía son Oaxaca con 190 municipios; Michoacán, con 57; seguido de Yucatán con 53 localidades. Destacó que en el caso de Oaxaca, aumentó la superficie dañada por sequía extrema representando el 8.2 por ciento de su superficie.

 

 

Mientras que, en Guerrero con 42 municipios con sequía, aumentó 2.2 por ciento la cobertura de sequía en el rango de moderada hasta severa, abarcando 37.4 por ciento del estado.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...