Transportistas denuncian que también se ha incrementado el robo de autopartes y combustible

EMILIANO ZAPATA, MORELOS.- Además de los asaltos en las unidades del transporte público, con itinerario fijo, los conductores se enfrentan al robo de autopartes y gasolina.

Dagoberto Rivera Jaimes, presidente de la Federación Auténtica del Transporte (FAT), aseguró que el sector transporte también ha sido gravemente afectado por la pandemia de COVID-19, y aunque no ha suspendido operaciones totalmente, si se ha disminuido el número de unidades que circulan.

Aseguró que muchos concesionarios han decidido detener sus unidades, debido a que las pérdidas que se están enfrentando día a día por la reducción de personas que utilizan el transporte público, situación que se complica para quienes realizaron grandes inversiones para adquirir nuevas unidades que utilizan gas LP.

Rivera Jaimes, destacó que además de los bajos ingresos se enfrentan al tema de la inseguridad, lo que golpea, aún más, el bolsillo de los concesionarios y conductores de rutas.

“El pan nuestro de cada día son los asaltos en las unidades, y la situación no es exclusiva de unos municipios, este delito se presenta en todo el estado, y se presenta a cualquier hora del día, pero también se ha incrementado el robo de autopartes de las unidades y el robo de combustible, lo cual sucede durante la noche y madrugada”, declaró.

Por lo anterior, pidió al Gobierno del Estado, para que a través de la Comisión Estatal de Seguridad Pública (CES) se incrementen los operativos de vigilancia, ya que cada vez son más frecuentes los asaltos a mano armada, el robo de autopartes y combustible de las unidades del transporte.

Por MARCELA GARCÍA / marcela.garcia@diariodemorelos.com