CUERNAVACA, MORELOS.- El director de Salud de Cuernavaca, Ulises Sotelo Hernández, informó que debido a la baja temperatura las enfermedades respiratorias aumentan 20 por ciento.
Alertó a la población a atender la recomendación y poner atención en la salud de menores y personas de la tercera edad.
“El Servicio Meteorológico Nacional pronosticó la llegada de más frentes fríos”, por lo cual pidió estar alerta y hacer caso a la recomendación para evitar enfermar.
Recordó que durante la temporada de frío las personas vulnerables al cambio brusco de temperatura deben de abrigarse, tomar cítricos y tener buena
alimentación.
Sobre todo, Sotelo Hernández dijo que no deben automedicarse ante la gripe.
El funcionario explicó que respirar aire frío trae cuadros gripales, rinitis, tos, asma y otras enfermedades respiratorias.
Debido a lo anterior insistió en no automedicar a los pacientes, “en ese caso, deben de reposar y mantenerse en cama”, agregó.
La mayoría de enfermedades provocadas por cambio brusco de temperatura es viral y las personas deben de tomar líquidos y cuidar no contagiar al resto de familiares o compañeros.
El director de Salud municipal informó que, a pesar de baja temperatura, no han registrado casos que deban ser atendidos urgentemente.
“En caso de que los síntomas se agraven, pedimos a la población acudir a los centros de salud para que sea atendida por especialistas”, finalizó.

Durante la temporada invernal incrementa hasta 40 por ciento el número de casos de enfermedades respiratorias.
Conoce cuáles son las más frecuentes y cómo prevenirlas.

Evitar cambio brusco de temperatura.
Proteger cabeza, rostro y boca para evitar la entrada de aire frío en los pulmones.
Utilizar ropa y calzado adecuados.
Tomar mucho líquido.
Consumir alimentos con vitamina A y C.
Lavar las manos frecuentemente.
Evitar exponerse a contaminantes ambientales.
No fumar en lugar cerrado ni cerca de niños, ancianos o enfermos.
Vacunarse para evitar la influenza, el rotavirus o neumococo.

"Automedicarse con antibiótico puede provocar que la enfermedad se convierta en algo crónico.” Ulises Sotelo Hernández,  director de Salud.

Por: CARLOS SOBERANES
[email protected]