compartir en:

México.- Los teléfonos inteligentes seminuevos o de segunda mano son una alternativa de ahorro para las personas que no quieren pagar uno nuevo, así como la oportunidad de tener acceso a un teléfono de gama alta hasta 43 por ciento más barato, destacó Rescata.

La plataforma que repara y vende dispositivos móviles seminuevos señaló que este segmento de mercado está en aumento, ya que la cantidad de teléfonos que no se usan también crece, y por ello ahora las personas los venden en mercados o bazares.

Refirió que un estudio de Deloitte indica que en 2016 los consumidores vendieron o comercializaron 120 millones de teléfonos inteligentes usados, lo que generó más de 17 mil millones de dólares, con un valor promedio por equipo de 140 dólares (aproximadamente dos mil 600 pesos).

Incluso prevé que la tasa de crecimiento del mercado de los seminuevos sea cuatro o cinco veces más alto que el mercado global de smartphones, y se espera que para 2020 consumidores y proveedores adopten más la práctica de vender y comprar equipos de segunda mano. 

En 16 de los 21 países analizados vendieron sus teléfonos a compañías de reciclaje o en línea para obtener efectivo; en contraste, en Singapur, Canadá, Japón y Estados Unidos, la mayor parte de las personas lo vendieron o transfirieron al fabricante u operador móvil.

Asimismo, una encuesta realizada por Greenpeace el año pasado arrojó que 74 por ciento de los usuarios tiene entre dos y siete equipos en su hogar, mientras que 28 por ciento de los mexicanos cambiaron su celular por necesidad.

En tanto, 72 por ciento lo cambió por un modelo mejor o una por una actualización del equipo (aquellos que estaban en planes con operadoras móviles), destacó la firma en un comunicado.

 

 

Por ello, Rescata señaló que una de las ventajas de comprar un teléfono de segunda mano es que se puede ayudar a aquellas personas que por causas de fuerza mayor no pueden adquirir un equipo nuevo en ese instante.