The SoundCloud content at https://soundcloud.com/user-723607793/2016-11-30-audio-00000006 is not available, or it is set to private.

Un piloto que volaba  prácticamente a lado del avión siniestrado, que transportaba al equipo de futbol brasileño Chapecoense, narra lo ocurrido la madrugada del martes. De este accidente solo sobrevivieron seis personas, tres futbolistas del equipo Alan RushelJackson Follmann, Helio Hermito Sampier Neto los cuales se encuentran en estado crítico el reportero de deportes Rafael Henzel, quien según reportes médicos se encuentra estable y los tripulantes del avión Ximena Suárez Otterburg y Edwin Tumirik ambos fuera de peligro.

Un elemento del vuelo AV 9256 narra con una voz llena de angustia y desesperación los momentos en los cuales el piloto del avión siniestrado se comunicaba con los controladores aéreos, comenta que quien comandaba el vuelo tardó en pronunciarse en estado de emergencia:

En sus propias palabras narra:

“A nosotros (vuelo AV 9256) nos mandaron a la espera con 21 mil pies y después nos dijeron descenso a 19 mil pies, ahí nos quedamos. Un avión de Colombia iba aterrizando de emergencia, mientras tanto otro (RJ 85) volaba por encima de nosotros”.

Después de esto las cosas comienzan a complicarse para la tripulación del avión que transportaba al equipo Chapecoense.

“¡Solicitamos prioridad para proceder a la pista, solicitamos prioridad para proceder al localizador, tenemos problemas de combustible!

“Procedemos, procedemos, tenemos problemas de combustible”, dijeron desde el RJ 85.

El hombre narra que la controladora aérea se dirigió a la nave donde él se encontraba dando la siguiente instrucción:

“Avianca 9256 vire izquierda rumbo ‘no sé qué’… Y nos metió a la zona de espera, entonces el otro avión (RJ 85) se fue hacia abajo, de hecho, nosotros vimos las luces cuando pasó. Cuando empezó a bajar se declararon en emergencia por un problema: ‘¡Mayday, mayday!’”, comentó.

Después la controladora le dijo: “proceda al localizador… Informe el problema que tiene”, le habló al vuelo donde viajaba el equipo brasileño.

El piloto del RJ 85 respondió: “¡Ahora tenemos falla total eléctrica, tenemos falla total eléctrica, vectores para proceder a la pista!”.

Controladora: “No lo tengo en contacto radar”.

La narración continua de manera dramática cuando comenta que el piloto pide ayuda:

 ‘¡Ayuda!, ¡Vectores para proceder a la pista!’, ya con una voz desesperada, mientras atrás el comandante gritaba: ‘¡tren abajo!’. Nosotros nos quedamos callados. la controladora le dijo: ‘usted se encuentra en el radial 180 con 9 mil pies a 8 millas’, que es el vector más o menos”.

Posteriormente, el elemento aéreo de la nave en espera aseguró que comenzaron a preocuparse:

“Yo estaba recargado en la mesa haciendo fuerza y pensando: “¡hágale, hágale, hágale, lleguen, lleguen, lleguen!”, y agregó que desde la nave en descenso se escuchó “‘Ayúdenos ¡vectores para proceder a la pista, vectores para…!’ y ahí se paró la cosa”.

El final de esta narración es estremecedor para quien lo escucha:

Comenta que la controladora, ya no obtuvo comunicación con el avión siniestrado: “Ta, ta, ta, responda, responda, pero al no tener respuesta se le quebró la voz. Nosotros nos pusimos a llorar en el avión”.

Al final, la aeronave que se estrelló dejó un total de 71 personas fallecidas

 

 

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...