compartir en:

Integrada la comunidad de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM) por los alumnos, los sindicatos de maestros y de trabajadores administrativos, en  unas cosas están de acuerdo con el rector Alejandro Vera Jiménez pero en otras discrepan. Algunos han dicho al columnista: les agrada que sea “combativo”, que defienda a la Universidad; y otros que les disgusta que dedique más tiempo a la política que a su cargo de regente de la UAEM. Comenta un ex Rector al que el columnista topa casualmente en un  restaurante del sur de la ciudad: Alejandro tiene derecho a querer ser gobernador, pero no a ocupar todo su tiempo “para eso”. Sus palabras son llanas, a bote pronto, acompañadas de la petición de que le sea guardado el anonimato “por respeto a la Universidad” y “porque, ¿cuándo has visto que los ex rectores nos confrontemos con el Rector en  turno”.  Le pregunto: ¿peca de protagonismo político el Rector? Responde que “a veces sí”, como hoy que ha declarado que los diputados del Congreso Estatal deberían bajarse el salario. Lo cual le parece bien, pero “le faltó decir que él también se bajará el ingreso que recibe de la Universidad, más de cien mil pesos mensuales entre salario y “estímulo al desempeño académico”. Y concluye: Alejandro no ha encontrado el justo medio entre sus aspiraciones políticas y su trabajo como Rector. No por nada el diputado priista, Matías Nazario Morales señala que es la comunidad universitaria quien debe evaluar el desempeño de Alejandro Vera… DE ALGUNA manera los estudiantes de Yautepec son privilegiados, específicamente los que estudian en el campus Chamilpa de la UAEM, la Universidad Tecnológica del Estado de Morelos, el Instituto Tecnológico de Zacatepec y el Instituto Politécnico Nacional. Viajan de lunes a viernes a Cuernavaca, Zacatepec y la Ciudad de México, y no pagan pasaje gracias al Programa de Transporte Universitario del alcalde Agustín Alonso Gutiérrez que para ello ha adquirido cinco autobuses. Una política social la del joven edil que lo puede llevar a un escaño de la Cámara Federal de Diputados, y al que deberían imitar los presidentes municipales de Cuernavaca, Temixco, Jiutepec y Emiliano Zapata en  donde cientos de estudiantes van y vienen al ex Distrito Federal pero no hay alcalde que los apoye con el gasto del pasaje…  LOS JUEGOS del bote pateado en la cuadra: correr, ocultarse rápidamente en los umbrales de las puertas, en los zaguanes abiertos, donde se pudiera hasta que el chamaco que los buscaba hallaba a uno y gritaba dando tres golpes en el piso con el bote ruidoso: “¡una, dos, tres por Fulano que está atrás del coche!”… De los encantados o la roña, la “cascarita” de fútbol con pelotas de hule o de trapo, de beis con un palo de escoba, de básquet usando el aro de alambre sujetado de un poste. Todo era correr, brincar, girar, incluidas las corretizas del vecino enojado que secuestraba las bolas porque los escuincles le acababan de romper el cristal de la ventana de su casa. Ejercitarse era el método en el barrio donde los automóviles escaseaban, pues sólo familias pudientes los tenían; en el parque cercano y en el recreo de la escuela a las que los niños iban caminando, no llevados en coche por sus padres debido a que los automotores eran lujos de ricos. Entonces los niños crecían sanos, porque sano era el ejercicio que hacían y la alimentación que recibían, naturales y no como ahora, contaminados con químicos dañinos, por eso engordadores y porque la actual generación de chavitos de primaria y secundaria no se ejercitan como antes, absortos, sentados horas y horas ante la computadora, la tableta, los celulares. Resultado, notas como esta de la Organización Panamericana de la Salud (OPS): En América los alimentos naturales están siendo reemplazados por procesados y ultra procesados. Esa dieta ha contribuido a la alarmante epidemia de obesidad, sobre todo en México que ocupa el primer lugar a nivel mundial en niños y adolescentes. Por ello, el organismo presentó una guía para clasificar las comidas y bebidas chatarra que contienen una cantidad excesiva de azúcares, grasas y sodio. Las enfermedades crónicas no transmisibles provocadas por el sobrepeso son la principal causa de muerte y discapacidad en el continente desde hace varias décadas, según el documento Modelo de perfil de nutrientes que la OPS creó junto con la Organización Mundial de la Salud… ¿Sus niños están gorditos? ¡Basta! ¡Quíteles la tableta y póngalos a correr!... ME LEEN MAÑANA. 

Por: José Manuel Pérez Durán / [email protected]