La advertencia del titular de la Auditoría Superior de la Federación, Juan Manuel Portal Martínez, de que la Procuraduría General de la República (PGR) integra una denuncia por el presunto desvío de  440 millones de pesos que ejerció la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), le bajó los humos al rector Alejandro Vera Jiménez. Ante la aseveración de Portal, fue retirado el “plantón” que el martes había instalado en el costado norte del Palacio de Gobierno el llamado Frente Amplio Morelense (FAM), cuyo vocero es el propio Vera, y prevista o no ahí la cancelación del campamento a consecuencia de las quejas de los comerciantes del centro de la ciudad, los universitarios y organizaciones integrantes del FAM también desbloquearon la avenida Matamoros. Conciso, el mensaje del auditor nacional “acalambró” al destinatario. Señaló: “Están presentadas las denuncias penales (y) el Gobierno del Estado debe estar tomando como referencia las denuncias de hechos que hemos presentado”. Sólo dos días antes, el Rector había azuzado a sus seguidores para que se apoderaran del Palacio de Gobierno, saltando la valla de protección para los trabajos de la remodelación de la Plaza de Armas, gritando eufórico luego de la marcha de esa mañana: “¡Tomemos el palacio!”. Llevado por la emoción, el del Rector fue un error de táctica, replicado en la sorna de los “memes” de redes sociales que lo pusieron como “medallista olímpico” en salto de vallas. Reaccionó presumiendo en rueda de prensa: “No me van a callar, no me van a amedrentar, no me van a desactivar, no tengo nada que esconder y no he desviado recursos de la universidad”… pero por si las dudas, representantes del FAM se apresuraron a solicitar al Juzgado VI de Distrito la suspensión provisional contra una “detención arbitraria” de su vocero. Coordinador regional de la Secretaría de Gobernación, Juan Salgado Brito no se expone metiendo su cuchara en esta sopa, de modo que en el alud de dimes y diretes el delegado de la misma dependencia federal, Gerardo Cubría Bernardi, insistió en que el conflicto debe ser resuelto por el Poder Ejecutivo mediante mesas de diálogo. Con este propósito insinuó el puente de Bucareli, diciendo, escueto: “estamos trabajando para ello”. Una crónica que llegó hasta el fin de semana con el comunicado del Congreso Estatal. Remachó: “se ha actuado con estricto apego a derecho y la PGR ya tiene listo el pliego de consignación de los responsables de este quebranto (económico)”, y exhortó a Alejandro Vera a que se separe del cargo de Rector presentando una solicitud de licencia para que enfrente el proceso “sin que la UAEM sea lastimada”. ¿Qué sigue? Del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, se dijo iba a venir la semana anterior, pero no vino. Quizá lo haga en estos días, si condiciones políticas hay para eso, pero si no, los tambores de guerra continuarán sonando; pagarán justos por pecadores, sometida la población a la amenaza de bloqueos de calles cuyas afectaciones serán mayores cuando ya ha arrancado el ciclo escolar… NADANDO de “muertito” se la lleva el alcalde Cuauhtémoc Blanco. No ha salido a pronunciarse sobre el conflicto del Rector, los concesionarios de rutas y demás asociados al FAM, y también hace mutis con respecto a si el Ayuntamiento citadino les depositó o no una “lana” a sus familiares. Recuperándose del accidente que sufrió en la carretera federal Cuernavaca-México, su apoderado y secretario técnico de la Comuna, José Manuel Sanz, debe darse tiempo para asesorarlo, aconsejándole que no arriesgue su popularidad metiéndose en un asunto que políticamente no le concierne, aunque buscar que no sigan las afectaciones a los cuernavacences es deber del edil. Del tema de que Sanz habría perdido la ciudadanía mexicana por naturalización al obtener un pasaporte de Estados Unidos, es la hora en que la Secretaría de Relaciones Exteriores no ha contestado si el documento gabacho es falso o auténtico. Apostándole al tiempo, de esto Cuauhtémoc no dice ni pío y tampoco los carnales Julio y Roberto Yáñez… ¿por qué ya llegaron a un arreglo monetario?.. MÉDICOS deben ser los delegados del IMSS, no como el que tras pasar sin pena ni gloria por el puesto se fue la semana antigüita. El nuevo delegado, Víctor Manuel Vázquez Zárate, tiene una vasta carrera en la medicina. Es cirujano con especialidad en ginecología y obstetricia por la Universidad Nacional Autónoma de México y además maestro en administración pública por el Instituto Nacional de Administración Pública. ¿Qué tal?.. ME LEEN MAÑANA.

Por: José Manuel Pérez Durán / [email protected]