compartir en:

Secretario técnico del Ayuntamiento de Cuernavaca, José Manuel Sanz no ha salido  aclarar si sigue siendo ciudadano mexicano por naturalización o si al obtener un pasaporte de los Estados Unidos de Norteamérica efectivamente perdió la nacionalidad mexicana. Español de nacimiento, no habló al menos hasta este fin de semana, así que el comunicado oficial de la Comuna generó más dudas que certezas, el miércoles pasado asegurando que  “son falsos los documentos que lo han exhibido como extranjero”. El boletín adicionó copia de la constancia de naturalización de Sanz, “en razón de matrimonio con una ciudadana local”, el 4 de octubre de 1982 expedida por la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), y lanzó el reto de que “el secretario técnico emplaza a los responsables de exhibir dicha documentación o quienes se sientan agraviados con su nacionalidad a que realicen la denuncia correspondiente ante las autoridades competentes”. Le tomaron la palabra. Firmada por trece personas, entre ellas Roberto Carlos Yáñez Moreno, a quien el 11 de julio el alcalde Cuauhtémoc Blanco sacó del cargo de secretario general del gobierno capitalino, el mismo miércoles la Fiscalía General del Estado recibió un escrito de denuncia y/o querella en contra de Sanz por los delitos de ejercicio indebido del servicio público, fraude, falsificación y uso de documento falso. De manera casi simultánea fue difundida la copia de otro documento fechado el 2 de agosto de 2016, firmado por el ciudadano mexicano Alberto Correa Morales y sellado por la SER  a la cual anexó copia del pasaporte 522638159 expedido el 24 de octubre de 2011por el Gobierno de los Estados Unidos que acredita a José Manuel Sanz como ciudadano estadounidense. Así las cosas, una respuesta oficial de la SRE en el sentido de que el dicho pasaporte es auténtico automáticamente expulsaría a Sanz de nuestro país, debido a que estaría violando el artículo 37 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos el cual advierte que “la nacionalidad mexicana por naturalización se perderá por adquirir voluntariamente otra nacionalidad extranjera o bien por hacerse pasar en cualquier instrumento público como extranjero o por usar un pasaporte extranjero”. En caso contrario, Sanz seguirá siendo el segundo al mando del Ayuntamiento citadino, pero cualquiera que sea el desenlace de este asunto continuará la riña entre los hermanos Julio y Roberto Yáñez y el presidente del PSD, Eduardo Bordonave versus Cuauhtémoc y Sanz. Presentadas la querella a la SRA y la denuncia a la Fiscalía, la vista que le dé la autoridad local a la federal o  la respuesta directa de ésta será la clave de si el dicho pasaporte es falso o auténtico. Tarde o temprano Bordonave asumirá la regiduría de la cual es suplente, por motivos de enfermedad del propietario, todo ello en medio de un escándalo con tufo a dinero, mucho dinero, confrontadas las partes en “la casualidad” del proceso hacia la privatización del alumbrado público de la ciudad cuyo contrato vale docenas de millones de pesos. Mientras tanto, tampoco Cuauhtémoc ha salido a aclarar si su representante Sanz es español, gringo o mexicano. ¿El silencio otorga?.. “Reventado” este caso el martes anterior, en el Atril del día siguiente referí otro muy parecido, el del nicaragüense Jairo Barillas Montiel que haciéndose pasar por mexicano fue diputado local y director de gobierno en el sexenio 2000-2006 del entonces panista Sergio Estrada Cajigal. Denunciado el  23 de enero de 2002 por el diputado perredista José Luis Correa como originario de Nicaragua vuelto “mexicano” con un acta “chafa” de nacimiento de Miacatlán, pocos días después el columnista lo entrevistó en un restaurant de la zona de Las Palmas. El encuentro fue clandestino; Jairo andaba escondido. Le dije: “Te voy a hacer una pregunta y me vas a disculpar la dureza: ¿Puedes jurar sobre el cadáver de tu mamá que eres mexicano?” La pregunta lo sorprendió pero contestó afirmativamente. En seguida le pedí que mencionara a héroes de México. Citó sólo uno: Juárez,  sin el “Benito”, y al pedirle que dijera dónde nació respondió solamente que en Oaxaca. No sabía que el Benemérito de las Américas vio la luz primera en Guelatao, algo que a los niños mexicanos se les enseña desde la escuela primaria. Registrado en 2000 por el PAN como suplente del candidato propietario a diputado local, Marco Antonio Xicoténcatl Reinoso, y designado éste dos años después candidato a senador, Jairo lo sustituyó  en el Congreso Estatal. Fue desaforado, huyó, se volvió ojo de hormiga… ME LEEN MAÑANA.

POR:  José Manuel Pérez Durán / [email protected]