Los verdaderos morenistas de Morelos le dicen y repiten a la dirigencia del PES: contigo ni a la esquina, no somos iguales. Hace semanas que los morenos les vienen demostrando su desprecio a los “pecistas, pero éstos se resisten, saben que, si van a las próximas elecciones solos o asociados con algún otro partido igual de impopular que el PES, no solamente perderán el registro, también se les volatizará el dinero de la prerrogativa y, peor aún, ya no tendrán a su disposición ni el poder ni las finanzas de gobierno durante la segunda mitad del sexenio… o antes. Auto presentada en la rueda de prensa del miércoles como “enlace político del Comité Ejecutivo Nacional de Morena”, una femenina llamada Edi Margarita Soriano Barrera aseguró que próximamente (los periodistas) verán juntos a Morena y al PES. Pero no tuvo que ir lejos por la respuesta. El día siguiente, Morena hizo pública la decisión de la sesión extraordinaria de su Consejo Estatal. Volvió a batear la alianza con el PES que sólo 24 horas antes la susodicha Edi Margarita había presumido como cosa inminente. Admitió lo que no podía negar, siendo como es público, sabido y aplaudido por una gran parte de la sociedad el rechazo de la dirigencia estatal y las bases de Morena a ayuntarse con el PES. Demagoga, la supuesta o real delegada del comité nacional de Morena, Edi Margarita, convocó al diálogo a los integrantes de la dirigencia y el consejo estatales del propio partido; hizo una declaración de verborrea (“para impulsar la coalición que ayude a continuar con el proyecto alternativo de nación”), y aseguró que “en próximas fechas nos verán juntos”. Fue como picarle la cresta a los morenistas. Gerardo Albarrán Cruz, presidente estatal de Morena, consideró histórica la sesión del consejo realizada en la víspera, remarcó que el consejo tiene facultades estatutarias para opinar sobre las alianzas que Morena intente establecer en Morelos. En entrevista, la consejera Elia Ortiz García informó que los morenistas ratificaron su decisión de ir sin alianzas con ningún partido político en Morelos. Subrayó que las bases y la dirección estatal de los morenistas esperan que la dirigencia nacional respete su acuerdo. Y ojo: que en caso contrario impugnarán la denominada coalición con el PES “Juntos Haremos Historia en Morelos”. Obvia la dedicatoria de la advertencia al presidente nacional de Morena, Mario Delgado, éste no se dio por aludido, hizo como que la virgen le habla, arrancó el fin de semana y no reaccionó, enfrascado probablemente en tratar de desenredar la bronca guerrerense a que dio lugar la candidatura de Félix Salgado Macedonio quien lo mismo ha sido balconeado como presunto violador sexual que como el rebelde que sacó de la jugada a Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, el presunto candidato a gobernador del vecino estado de Guerrero del mismísimo Mario y hermano de la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval. El asunto data del cierre de la primera semana de diciembre. Fue cuando Delgado y dos que tres de los “machuchones” del PES compartieron una comilona en la CDMX y en redes sociales dieron por acordada la asociación PES-Morena. Instantánea, la advertencia del dirigente estatal de los morenos, Gerardo Albarrán Cruz, no dejó lugar a dudas. Aseguró: el asunto de las coaliciones de Morena debe pasar por el Consejo Estatal del propio partido. Silvia Salazar Hernández detalló el rechazo de la representante del grupo Bases de Morena. Sentenció: los auténticos morenistas no aceptan la alianza con el Partido Encuentro Social de Morelos (PES), ya que no se trata de una coalición natural, además de que el PES “traicionó los principios de Morena”. Y en esas siguen… (Me leen después).

Por JOSÉ MANUEL PÉREZ DURÁN / jmperezduran@hotmail.com