compartir en:

Entre los “inquilinos” de la Plaza de Armas hay incertidumbre. No saben bien a bien cuándo terminarán los trabajos de transformación que arrancaron el lunes 15 de febrero, sólo suponen que antes del 15 de septiembre para la ceremonia del “grito”. Será el cuarto que dé el gobernador Graco Ramírez y la primera vez que el alcalde Cuauhtémoc Blanco lea el acta de Independencia. No serán retirados los puestos de periódicos; eso les ha dicho a los posesionarios el subsecretario de Asesoría y Atención Social, Jorge Meade González. (Posesionarios pero no dueños porque, construidos hace más de un cuarto de siglo, no tienen escrituras ni documento alguno de donación). Por ahora siguen los puestos de tacos, libros y artesanías en el costado norte de la explanada y en la glorieta del Palacio de Cortés, pero sus dueños se resisten a la sola idea de irse a otro lugar y en este sentido no hay una comunicación oficial por parte del Ayuntamiento. Siempre de acuerdo a “los “dichos”, el cambio del piso será general, así que incluirá el centro de la plancha y los andadores. Sin embargo, nuevamente los “peros”: ignoran si la Comuna recuperará las “terrazas” del restaurante Casa Hidalgo y la cafetería Los Arcos, que al ser propiedad del municipio se supone son rentados por el Ayuntamiento pero jamás se ha informado en cuánto, y menos ahora que uno de los usufructuarios es el secretario de Turismo de Blanco. La desinformación que genera incertidumbre, y lo principal: el viejo reclamo de que Cuernavaca tenga, al fin, un Zócalo digno, limpio, ordenado, sin comerciantes ambulantes y semifijos. Reubicarlos es un problema de la autoridad, no de la sociedad. Sí, pero ¿cuándo? Otro tema es esta historia que ya hemos contado pero que ignoran las nuevas generaciones y los “políticos” fuereños, incluido el edil Blanco: Luis Flores Sobral fue el presidente municipal de seis décadas y media atrás. Durante su gestión fue modificado el entones llamado Jardín Morelos, en 1950. Fueron retiradas las bancas metálicas (algunas  subsisten en el Jardín Juárez) y en su lugar empotrado un círculo de asientos de cemento. Con el transcurso de los años la plaza sufrió otras modificaciones hasta quedar como el Jardín de los Héroes, representados en un laberinto Morelos, Benito Juárez, Miguel Hidalgo, Jaime Nunó y Francisco Bocanegra. Antes, el predio vio al Mercado Colón que desapareció el 15 de septiembre de 1910, al cumplirse el centenario de la Independencia de México y ser puesto en servicio el  Mercado Municipal (o Del Reloj). A mediados de los sesenta, las estatuas fueron retiradas y enviadas a cabeceras municipales y colonias de la capital, naciendo la Plaza Cívica a la que aún se podía darle vueltas en coche. Pero a fines de los setenta fue otra vez cambiada, esta vez por el gobernador Armando León Bejarano. En los albores de 1992, Antonio Riva Palacio efectuó la octava remodelación de la plaza que con el nombre de Jardín Morelos fue inaugurada el 15 de septiembre y anclada en el centro la estatua del Morelotes, llevada del  costado sur del Palacio de Cortés y en 2010 regresada a su sitio original. Reformado  en 2011 el extremo oriente, la desaparición del Puente del Mariachi amplío la perspectiva de la explanada de cemento. Pero ya estaban ahí los ambulantes y los semifijos que gracias a autoridades municipales tan corruptas como incapaces vinieron aumentando, instalándose al punto de volverse fijos en las banquetas que antes habían respetado, convertida la plaza emblemática de la capital de Morelos en un tianguis sucio, apestoso, desdeñado tanto por la anterior administración que encabezó Jorge Morales como la actual presidida por el ex futbolista tepiteño… CAÍDO “en desgracia” Manlio Fabio Beltrones luego de la goliza que le metió el PAN en las elecciones de gobernadores, ello habría cambiado las circunstancias políticas de Marisela Velázquez Sánchez, la ex priista a la alcaldía de Cuernavaca a quien rescató llevándola al cargo de secretaría de Gestión Social del PRI nacional. Pero eso quién sabe. Manlio es “menos presidenciable” que antes del primer domingo de este mes, pero no está descartado del todo. (Por cierto: Víctor Rubio y Quintín Manrique apostaron que el PRI ganaría ocho o nueve gubernaturas, Sergio Cuadra que el PAN se llevaría siete exactamente, ganó y este día pagarán la apuesta con una comilona de pronóstico reservado. Quién les manda no haberse hecho asesorar por el atrilero)…. ME LEEN MAÑANA.

Por:  José Manuel Pérez Durán / [email protected]