No hacía falta, era innecesario. Corría la segunda semana de octubre de 2013 cuando los diputados de la LIII Legislatura aprobaban al Ejecutivo un crédito por más de mil 800 millones de pesos. Primero se dijo que 300 millones serían para la construcción de una nueva sede legislativa, después que 370 y luego que 467 millones. Pocas las voces discordantes, el columnista comentó que esta obra no era prioritaria, que urgía más, por ejemplo, un programa de repavimentación total en Cuernavaca para acabar con tanto bache; que la ubicación del proyecto era irracional para el tráfico de vehículos y personas, en la calle Doctor Guillermo Gándara de la colonia El Vergel, demasiado cerca del mercado Adolfo López Mateos y a tiro de piedra del centro de la ciudad, “ideal” para desquiciar el tránsito mediante bloqueos perpetrados por grupos de personas inconformes con o sin razón que no tardarían en presentarse. Sin embargo, los entonces diputados prestaron oídos sordos; nuevamente la banda de Hortencia  Figueroa Peralta,  Beatriz Vicera Alatriste, Francisco Moreno Merino, Jaime Álvarez Cisneros, Víctor Caballero Solano y tal y tal evidenciaron intereses opuestos a los de la sociedad. Tres años más tarde, la simulación de la generosidad junto con la la ironía frente a la desgracia les dio la “justificación” de donar a la Universidad Autónoma de Morelos (¿o de México?) el edificio de Matamoros. Pretextaron que para una casa de cultura que nunca fue habilitada, mintieron al asegurar que el terremoto del 19 de septiembre lo había dañado y aunque no mostraron un peritaje técnico hecho por expertos se salieron con la suya. En febrero de 2018 inauguraron la sede flamante, pero al final todo para que ocho meses más tarde el oportunismo del Colegio de Ingenieros Civiles del Estado de Morelos entregara a la Mesa Directiva de la nueva Legislatura, la LIV, los resultados de la revisión técnica que realizó al edificio del Vergel a petición de los diputados debutantes, y concluyera confirmando la sospecha de que el inmueble fue mal edificado y corregirlo costaría más dinero. Visibles las fisuras en la entrada y en el sótano del mamotreto recién construido, el dirigente de los “arquis”, Alejandro Rosas, subrayó “un proceso constructivo inadecuado” debido a la falta de supervisión por parte del Gobierno del Estado, es decir, de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Obras Públicas que encabezó Patricia Izquierdo. Consecuente la pregunta de si los presuntos responsables del despilfarro estaban camino a la cárcel, la respuesta hipotética del columnista fue que no, pero sólo hasta esa fecha, cubiertos por el manto de la impunidad los ex diputados que, millonarios ya, estaban están tirados de risa… Un año después, “se les cayó la casa”. Hoy día presuntamente enfiladas a prisión las ex diputadas Hortencia Figueroa y Beatriz Vicera por el delito de peculado, la mañana de ayer reapareció Vicera con un amparo en el bolso, una incapacidad médica por 21 días a consecuencia de una neumonía y el argumento de que, si no pagó las cuotas al Instituto de Crédito de los Trabajadores del Gobierno de Morelos, fue porque “el Congreso no tenía recursos”. Lo cual no dijo meses atrás, antes de que dejar la presidencia de la Mesa Directiva del Legislativo, coincidente o no su disculpa con lo que en la judicialización del mismo proceso diga Hortencia. Relacionado con la misma película de suspenso político, en el episodio de Patricia Izquierdo se hablará de millones de pesos, muchos más que la lluvia de billetes que presuntamente bañaron a “Tencha”, “Beti”… ¿y “Paco” Moreno?.. RESPETUOSA la protesta del cabildo de Jiutepec encabezado por Rafael Reyes Reyes por el secuestro y asesinato de a señora Asunción Vázquez Santiago,  madre de la regidora  Patricia Mireya Martínez Vázquez. Pero sobre todo, tan enérgica como procedente la demanda del alcalde “a las “corporaciones de seguridad de los niveles federal y estatal para que, en el marco de actuación, redoblen las tareas operativas en el municipio de Jiutepec, a fin de salvaguardar la libertad e integridad física de los habitantes de esta demarcación”. Secuestrada el 25 de junio y hallada asesinada la mañana del 4 de julio, de lo que se habla es de la posibilidad del enésimo caso de impunidad… RECONOCIDO Antonio Villalobos Adán por la empresa encuestadora Campaigns & Elections junto con Valera y Asociados en el lugar 18 del Ranking Nacional de Alcaldes de México con mejor desempeño y popularidad, con la distinción concuerda mucha gente de Cuernavaca pero le da ardor al vecino de calles abajo… (Me leen mañana).

José Manuel Pérez Durán

[email protected]