compartir en:

Muchos le coquetean. Militan en el PRD, el PAN y el PRI; han sido candidatos de estos partidos o funcionarios de administraciones estatales y municipales emanadas de los mismos. Algunos contendieron en las elecciones del año pasado, y perdieron; otros que ganaron son diputados, alcaldes, regidores o síndicos. De eso alardean. Los que están en la banca no se resignan al error de vivir fuera del presupuesto. Como “muy buena” ven a la morena, “le hacen ojitos”. Morena, el acrónimo del partido Movimiento Regeneración Nacional de Andrés Manuel López Obrador. Pero tienen un problema: Morena abre la puerta a la posibilidad de candidatos potenciales de otras organizaciones políticas, se le acercan a Rabindranath Salazar Solorio, el candidato natural a gobernador; los que tienen o dicen tener contactos en las oficinas de la dirigencia nacional van y vienen al ex Distrito Federal, pero son rechazados por los verdaderos lopezobradoristas. Éstos reclaman derecho de antigüedad, dados sus aportes a las luchas en las elecciones presidenciales de 2006 y 2012 que ganó “El Peje” en Morelos y en otros estados pero en el conteo general el INE se las hizo tablas. Los jefes de Morena reconocen que los que ya están tienen más méritos para ser candidatos en 2018 que quienes no están pero quieren estar. Sin embargo, son pragmáticos: aceptarían la inclusión de candidatos foráneos con la condición de que de veras posean capitales políticos. Tal sería el “candado” para postularlos… y convencer a las bases de que en la guerra como en el amor todo se vale, incluso tenderle el trampolín a los “chapulines” si en efecto garantizan votos. Pretendientes a la mano de Morena que hasta hoy son miembros de partidos distintos hay de Cuernavaca hasta Axochiapan y de Amacuzac hasta Huitzilac. Y más atractiva se volverá la pretendida si en las elecciones de junio inminente gana dos o tres de las doce gubernaturas en juego. David Monreal tiene chance en Zacatecas y Cuitláhuac García Jiménez luce fuerte en Veracruz. Mientras tanto, la especulación de que en una de esas López Obrador le vea pinta de “galán” al rector de la UAEM, Alejandro Vera Jiménez, para que sea el nominado de Morena a gobernador, pero si no le alcanza “la guapura” ponerlo para alcalde de Cuernavaca. ¿Alguien duda de que el comal del 18 comienza alentarse?.. COMO tampoco nadie puede negar que, convocada por el obispo Ramón Castro y Castro, la llamada con el eufemismo de marcha por la paz y la familia tuvo su parte política. Simple: porque el sábado participaron políticos que estarán en el proceso político de 2018, entre otros, el rector Vera. Inconforme naturalmente con la aprobación del Congreso Estatal al matrimonio igualitario, el propio Ramón añadió el ingrediente de carácter político, acusando a los diputados que votaron a favor de la reforma constitucional de que “vendieron sus conciencias”, de que “corrompen sus principios por uno, dos o tres millones de pesos”. ¿Le consta, tiene evidencias contundentes como un video  del momento en que los que asegura sobornados reciben la billetiza? Todo aquel que acusa tiene el deber de demostrar y en esto la ley no hace excepciones.  Y si inocente es el acusado, habla, acredita con pruebas irrefutables que ha sido objeto de escarnio público y presenta cargos por difamación; pero no calla para no otorgar… AL grito de ¡a mí que me esculquen!, rompió su silencio el ex presidente municipal priista de Cuernavaca, Jorge Morales. Dio la bienvenida a la auditoría que el Congreso Estatal ordenó a las cuentas de la administración que encabezó, pero se dice extrañado porque hay otros ex alcaldes señalados por manejos opacos en las finanzas que ejercieron y los diputados eligieron al de Cuernavaca para revisarlo. Se da golpes de pecho, diciendo que “la administración que tuve el honor de encabezar ha sido una de las más transparentes en la historia reciente de Cuernavaca, (que) los recursos públicos fueron ejercidos con eficiencia y honestidad”. Tacha de ignorantes a los diputados, cuyo “acuerdo señala como justificación para llevar a cabo la auditoría especial que las finanzas municipales se encuentren en peores condiciones que como las recibió en enero de 2013 de manos de la administración 2009-2012, pues tal afirmación es inexacta (y) refleja un desconocimiento de las condiciones financieras de Cuernavaca”. Les escribió desde el miércoles pasado pero sus destinatarios no “lo pelaron”… ME LEEN MAÑANA.