compartir en:

Ni con el PSD ni con el PRD, solo este último partido o aliado con el PAN. Cuauhtémoc Blanco irá por la gubernatura como candidato independiente. Voz del alcalde citadino y secretario técnico del Ayuntamiento, José Manuel Sanz visualiza así el escenario de 2018 del ex futbolista profesional. Insiste: “no somos políticos” (él y Cuauhtémoc), asegura que eso de la alianza PRD-PAN con el edil como candidato a gobernador “fue cosa de los Yáñez”. Grosso modo lo dice así, no estrictamente literal pero en este sentido. Breve, casual la charla con el columnista, Sanz la adereza con una anécdota. Dice que fue director técnico del equipo de fútbol Colibríes, del capitán Jorge Rodríguez Marié; que en cierta ocasión ambos fueron al campo donde serían entrenados los jugadores… con un árbol en medio del terreno. Aparentemente se refiere al predio en el que Rodríguez aseguraba sería construido un estadio para los Colibríes, no al estadio Mariano Matamoros en donde jugaban. “¿De qué año estás hablando?”. Responde que como del 2002, efímera la existencia (un año solamente) en la primera división del balompié nacional de la oncena del también propietario de los aviones de Aerolíneas Internacionales que justo dejaron de volar en 2003. La plática no ha sido escuchada por Blanco quien, sentado a la mesa de junto con personas que parecen ser funcionarios de la Comuna pero nadie reconoce, debe pararse en dos ocasiones para tomarse fotos que le solicitan dos hombres y tres mujeres. Y adiós, luego de lo cual la conclusión de que en la contienda por la gubernatura de 2018  Cuauhtémoc no será el único candidato sin partido, posiblemente también el rector de la UAEM, Alejandro Vera Jiménez. A lo mejor, quién sabe, interesante al menos por ahora este tema al igual que otro surgido en Yautepec: el intento de fusión de izquierdas no integrada  formalmente por los partidos mismos sino por militantes del PRD, Movimiento Ciudadano (MC), Morena y lo que queda del Partido Socialdemócrata (PSD). Del sol azteca está la corriente de René Bejarano Martínez, aquel “Señor de las Ligas” a quien el padrote argentino Carlos Ahumada videograbó entregándole un portafolios repleto de billetes; de la propia localidad se hallan el ex alcalde Agustín Alonso Mendoza y el actual presidente municipal Agustín Alonso Gutiérrez, padre e hijo, éste de tigre pintito con carisma y capital político para diputado local, mejor por Morena que por el PRD así como el papá que de la política podría despedirse en 2018 jugando para diputado federal. Otros, Juana Ocampo, Patricia López, Genaro Uribe, Daniel Miranda, Jorge Toledo y Lauro Salazar constituidos el sábado anterior en el comité estatal del llamado Movimiento Nacional por la Esperanza… “Esperanza”, uno de los vocablos postulados por Andrés Manuel López Obrador que ya ha dicho que Morena podrá ir con el PRD a la siguiente elección presidencial… pero siempre y cuando el grupo de “Los Chuchos” se deslinde de la mafia política, o sea, de Carlos Salinas, Enrique Peña Nieto y los demás que mangonean el PRI y el PAN. Tal es la dificultad de que el agua y el aceite se mezclen en un bloque de izquierdas a nivel nacional, aunque pretendido en “Yaute” y otros sitios del país, de entrada aquí con la aportación de cinco mil 500 afiliaciones al dicho movimiento por parte de Alonso Mendoza quien lo mismo fue presidente de su pueblo por el antecedente de MC que por el PRD. Llegada probablemente la coalición PAN-PRD para quedarse, puede ser reeditada en Morelos y con más luego de que en junio pasado el PRI perdió siete de doce gubernaturas, tres de ellas ante la alianza de panistas y perredistas. Un escenario en el que Morena irá solo y su alma, a menos que la ilusoria perspectiva de la unidad izquierdista se diera entre el propio partido de López Obrador, MC y PSD, este último solamente con registro estatal. Incluidos los “chapulines” que en los meses por venir desertarán de sus partidos para brincar a Morena y ser candidatos a presidentes municipales, diputados locales y federales, ¿quién sería el candidato a gobernador en ese hipotético coctel de las izquierdas? ¿El senador Rabindranath Salazar o hasta el rector Alejandro Vera? ¿O éste mismo y Cuauhtémoc Blanco, etiquetados como candidatos ciudadanos? Para que ello se sepa en los valles y las cañadas de Morelos caerá todavía otra temporada de lluvias. Mientras tanto, la incertidumbre empapando las pesadillas de tantos políticos… ME LEEN MAÑANA.

Atril
José Manuel Pérez Durán
[email protected]