compartir en:

Marilyn Monroe. Fue abandonada por su madre, una viuda. Pasó mucho tiempo de su infancia en hogares temporales… Bill Clinton. Cuando su madre ya era viuda y él niño aún, fue enviado a vivir con sus abuelos. Otro presidente de Estados Unidos con pasado de chico adoptado fue Gerald Ford… John Lennon. Su padre no pudo hacerse cargo de él, porque estaba en la Fuerza Naval, y su madre tampoco, por lo que una tía lo adoptó... Ingrid Bergman. Fue enviada a vivir con su tía cuando tenía 13 años… Nelson Mandela. Tenía sólo 9 años, murió su padre y fue adoptado por Jongintaba Dalindyebo, quien en ese tiempo dirigía a la dinastía  Thembu…  Richard Burton. A la edad de 17 casi fue adoptado por un maestro de su escuela llamado Phillip Burton, éste era demasiado joven y la ley se lo impidió, pero de cualquier manera cambió su apellido de Jenkins por el de Burton…Truman Capote. Autor de “A Sangre Fría”, su mamá lo mandó a vivir con parientes de ella cuando tenía ocho años….  Babe Ruth. A los siete vivió en un orfanato donde aprendió a jugar beisbol… Priscilla Presley. Hija de un piloto estadounidense que murió cuando ella tenía sólo seis meses, fue adoptada por el segundo esposo de su madre… Michael Bay. Este director de “Transformers” fue adoptado cuando niño, pasó años buscando a su madre biológica y no sabe quién es su padre biológico, por lo que bromea diciendo que Steven Spielberg y Jerry Bruckheimer comparten su “ADN creativo”… Ray Liotta. Protagonista de “Goodfellas” , fue adoptado cuando apenas tenía seis meses. Más de 40 años después, contrató un investigador privado para encontrar a su madre biológica… Actrices, actores, músicos, estadistas, deportistas, cineastas, ellas y ellos pueblan la historia de formas diferentes. Marilyn, el mito del cine hollywoodense; Bergman, la mujer enamorada de Humphrey Bogart en el clásico “Casa Blanca”; Clinton y Ford, presidentes de Estados Unidos; Lennon, del cuarteo inmortal Los Beatles; Mandela, el líder que liberó del racismo a Sudáfrica, presidente de ahí mismo, Premio Nobel de la Paz… ¿Pero sus vidas habrían sido como fueron si no hubiesen sido arropados por el manto protector de la adopción? Una reflexión que trae a cuento la adopción de dos niñas morelenses por una pareja de alemanes en el DIF-Morelos. Iniciaron el proceso en marzo, la institución comprobó requerimientos de idoneidad y elegibilidad, este mes les fueron entregadas y las llevaron a Alemania. Con ser este un caso internacional, por ello y en general debido al trabajo que implica el tema de las adopciones la directora de Pensiones Alimenticias y Adopciones de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Mónica Alexander Padilla, entregó el lunes un reconocimiento la presidenta del DIF estatal, Elena Cepeda de León. Tantos matrimonios hay ansiosos de adoptar una niño o una niña, que cuando lo logran sus historias son de felicidad, pero de tristeza cuando no lo consiguen. Básicamente porque los tramites eran engorrosos, largos, así que muchos desistían. Ahora les han sido simplificados, lo cual no quiere decir que sean laxos. Deben demostrar los requisitos ideales que los haga elegibles para criar al niño o la niña adoptada, pero todo esto y más en un proceso que lleva un tiempo razonable, ni corto ni  largo. Tal es el valor humano de las adopciones, y del trabajo del DIF para formar familias. Pasa que a veces la politiquería (que no la política bien practicada) o la nota roja “le ganan” a cosas buenas como la culminación de las adopciones, naturalmente mantenidas en privado… LAS palabras del secretario de Gobernación, Miguel Osorio Chong, resonaron en el oportunismo del rector de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos, Alejandro Vera Ocampo, y de algunos opositores al gobierno de Graco Ramírez que convirtieron en su “show”  las fosas de Tetelcingo. Lamentó: “existen actores políticos que se aprovechan de la situación, no sólo en el caso de Tetelcingo, sino en toda la República”. Esto que es evidente lo dijo en el desde este lunes llamado Parque Lineal Chapultepec de la colonia Ciudad Chapultepec, en los límites de los municipios de Cuernavaca y Jiutepec, un espacio ganado al abandono (era un basurero) para la prevención de la delincuencia mediante el esparcimiento de niños y jóvenes alejados de las adicciones a las drogas. Remachó: “En Morelos no hay nada qué ocultar”, refiriéndose a quién si no más que a esos “actores”  que, faltándole el respeto a los difuntos,  sacan raja del caso Tetelcingo. Ver para creer… ME LEEN MAÑANA.

 

Por: José Manuel Pérez Durán / [email protected]