Tepoztlán es mágico con sus barrios de San Miguel, San Sebastián, Los Reyes, San Pedro, Santa Cruz, La Santísima Trinidad, Santo Domingo y San José, y sus diez pueblos, entre ellos, Santa Catarina, San Juan Tlacotenco y Amatlán de Quetzalcóatl, distintos entre sí y a la vez parecidos, orgullosos de su cultura ancestral y sus usos y costumbres que en etapas diferentes les ha conferido autonomía ante el poder político del centro del estado y el país. (Caso del movimiento contra el club de golf, a mediados de los noventa). Tepoztlán es un pueblo mágico porque se maneja con códigos encriptados para los ajenos. (Ejemplo: el columnista que va con frecuencia se permite bromear con el mesero, pues lo conoce: “¿Ahora se cansan a las siete y por eso cierran el restaurante?”. No. “Lo que pasa es que han robado en comercios”, dice quedito para que no lo escuchen los de la mesa de junto, Hermético, menciona una tienda de ropa, pero nada más. Dos semanas después que regreso a comer me tranquiliza: “Coma con calma; cerramos a la misma horas, las nueve”. ¿Agarró la policía a los ladrones? ¿Eran de aquí, de Cuernavaca o Yautepec? La palabra “policía” lo hace sonreír. No fue la policía, así que deduzco: fueron los comerciantes que se organizaron y detuvieron a los rateros. El silencio del mesero me lo confirma. En Tepoztlán siempre ha sido así; no por nada es uno de los sitios más seguros de Morelos). Tepoztlán es mágico pues cada año ofrece unas cuarenta fiestas en sus siete barrios con otros y los motivos de sus santos patronos, resaltada la solemnidad de los lugareños en la tradición prehispánica del Reto del Tepozteco que, enlazado a una serie de festividades, celebra en los últimos días de agosto y el 16 de septiembre. Lo hace mágico el ex convento de la Natividad, afectada, por cierto, en el sismo del 19 de septiembre pasado la imponente construcción del siglo XVI declarado patrimonio de la humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura. Comunidad mágica también gracias a su tianguis finsemanero, que junto con hoteles y restaurantes, los recorridos por el viejo mercado, las subidas al cerro del Tepozteco y una atmósfera de misticismo lo distinguen como la comunidad morelense que más turistas recibe. Y Tepoztlán, donde los usos y costumbres de la colectividad han privilegiado el comercio para los oriundos y/o los adoptados, y prohibido los supermercados, las tiendas de conveniencia y demás franquicias que en las dos últimas décadas desplazaron a los negocios familiares en casi todo el territorio estatal. Pero una vez el entonces presidente Felipe Calderón pretendió quitarle le magia y, despojado de su sitio en el programa Pueblos Mágicos, los tepoztecos no vieron en el gobernador Marco Antonio Adame la defensa que sí asumieron los gobernadores de Nayarit, Ney González, y de Veracruz, Fidel Herrera Beltrán, protegiendo de la fobia política del gobierno federal a las comunidades indígenas de Mexcaltitán y Papantla que también habían sido sacadas de ese programa de la Secretaría de Turismo por el titular de esta dependencia federal, Rodolfo Elizondo. Al día siguiente de que en la XXVI Reunión Nacional de Funcionarios Estatales de Turismo, realizada en Tampico, Elizondo anunció la eliminación de Tepoztlán, Papantla y Mexcaltitlán, Herrera informó que la Sectur había reconsiderado su decisión, por lo que Papantla conservaba su lugar en el mencionado programa. La prensa veracruzana resaltó que Herrera no se quedó cruzado de brazos. Pocas horas después de que Elizondo había subrayado que el pueblo de Pátzcuaro, perteneciente a Michoacán, la tierra de Calderón, era el único que cumplió las observaciones del comité técnico durante la Reunión Nacional de Pueblos Mágicos efectuada en febrero, en Tapalpa, Jalisco, y presumido que “la decisión no tiene que ver con fobias políticas, sino con criterios estrictamente técnicos”, Herrera sostuvo una larga conversación con Elizondo, logrando revertir la sentencia. Un año después, los tepoztecos, que no el Gobierno Estatal, recuperaron la denominación oficial de pueblo mágico. Todo lo cual viene a cuento porque, otorgado por la Secretaría Federal de Turismo, recientemente Tepoztlán recibió un reconocimiento a las acciones del comité pro Pueblo Mágico que mantienen este nombramiento que es de los tepoztecos, no de las y los funcionarios que presumen con sombrero ajeno…ME LEEN MAÑANA.

Por: José Manuel Pérez Durán /  [email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...