Ir de Cuernavaca a Puebla por la carretera federal Cuautla-Oaxaca tomaba cuatro horas, riesgoso el viaje apenas pasando el Cerro del Mono (o Del Chumil) en Jantetelco hacia Izúcar de Matamoros, en donde los pasajeros de autobuses y automóviles particulares solían ser asaltados de noche por bandas de matones que hasta fines de los ochenta hicieron época en esa región, como la de los Morales de Temoac. Pero eso se acabó cuando fue puesta en servicio la Autopista Siglo XXI, específicamente el tramo Puebla-Amayuca que pone a los de Cuernavaca en la Ciudad de los Ángeles en sólo dos horas y pico. En términos de movilidad, esta autopista que conectará con la Del Sol le cambió la vida al centro de Morelos y con más a los municipios de la zona oriente. Efectuado el jueves anterior en Cuautla el acto de rendición de cuentas y resultados, el gobernador Graco Ramírez subrayó que el área oriente está llamada convertirse en un polo de desarrollo en los próximos diez, gracias al avance de la Siglo XXI que enlazará al Atlántico y el Pacífico, la inversión federal de la termoeléctrica y el gasoducto en Huexca, municipio de Yecapixtla; otras obras de infraestructura como la conclusión de la primera etapa de la ampliación de la carretera Yecapixtla-La Cartonera y el acceso a Oaxtepec para el arribo de una inversión privada en el nuevo parque de diversiones Six Flags. Proveniente de fines de la década de los setenta, el Parque Industrial de Cuautla alberga varias empresas, destacadamente Saint Gobain que fabrica cristales automotrices. Pero tiene potencial para más, verbigracia, otra planta ensambladora de automóviles tipo la de Nissan Mexicana en la Ciudad Industrial del Valle de Cuernavaca que data de 1966 y en la actualidad es la mayor fuente de empleos de las empresas privadas en Morelos, con más de 4 mil plazas de trabajo. La instalación de una planta automotriz en Cuautla aceleraría el desarrollo económico que ya “pinta” en la zona oriente, como la de la alemana Audi en el municipio de San José Chiapa, Pue., que luego de tres años de construcción y una  inversión de 1,300 millones de dólares fue inaugurada el pasado 30 de septiembre; la de la coreana Kia Motors en el municipio de Pesquería, Nuevo León, que este año inició operaciones; la también germana BMW cuya construcción inició en junio pasado en San Luis Potosí y empezará a armar coches en 2018, y asimismo en la entidad potosina la de Ford que comenzará operaciones el próximo año. Si en otros estados se puede, también en Morelos, para ello atractiva su ubicación cercana a la Ciudad de México, su comunicación por tierra con las autopistas del Sol y Siglo XXI y por aire con el aeropuerto de Tetlama… LA toma de la caseta de cobro de la autopista La Pera-Cuautla por parte de unos trescientos vecinos de Tepoztlán, la mañana del jueves pasado, reavivó la división de los tepoztecos ante la suspensión de los trabajos de ampliación a cuatro carriles de esta autopista. Demandando el reinicio de la obra en terreno de Tepoztlán, durante media hora tomaron la caseta para luego trasladarse a la sede del Poder Judicial de la Federación en donde entregaron un escrito exigiendo que resuelva “a favor del pueblo” el amparo que impide la continuidad de la ampliación. Porque el Frente en Defensa de Tepoztlán mantiene paralizado el ensanchamiento de la cinta asfáltica desde mayo de 2014 por un amparo definitivo del Tercer Tribunal Colegiado del Decimoctavo Distrito, no es fácil destrabar el conflicto. Mientras tanto, el tránsito vehicular congestiona el tramo Tepoztlán-La Pera. Imprudentes los conductores que abusaron de los tragos o debido a que de por sí así manejan en el periférico del De Efe, rebasan peligrosamente, zigzaguean saliendo y metiéndose en las filas largas del tráfico lento de autobuses de pasajeros y camiones cargueros. Brillan por su ausencia las patrullas de la Policía Federal de Caminos y ni sus luces  de los “ángeles verdes”. Los accidentes se tornan inevitables, la mayoría choques de frente por automovilistas que rebasan y se estrellan con los que circulan en sentido opuesto. Famosos y no, por años cientos de personas han perdido la vida en La Pera-Cuautla, entre muchos otros, el embajador de México ante la ONU, Adolfo Aguilar Zinser, la tarde del primer domingo de junio de 2005. Cierto: la ampliación a cuatro carriles derribaría miles de árboles pero evitaría accidentes mortales. La ecología es vital para el ser humano, pero también lo es su seguridad, de modo que el justo medio para la solución podría ser un segundo piso en lugar del ensanchamiento superficial… ME LEEN MAÑANA.

Por: José Manuel Pérez Durán / [email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...