compartir en:

Por segunda ocasión el rumor insistente: que el alcalde Cuauhtémoc Blanco Bravo se va del PSD para reclutarse en el PRD, y que Roberto Carlos Yáñez Moreno sale de la secretaría general del Ayuntamiento. Pero esta vez la especie tiene voceros: un regidor y una regidora pidiendo el anonimato pero asegurando que ambos movimientos “son un hecho”, que serían oficializados esta semana e incluso ayer mismo. Una situación política en la que los objetivos quedan tanto para la interpretación como las especulaciones. De entrada, Cuauhtémoc será quien, junto con el secretario técnico José Manuel Sanz, gobierne al fin la Comuna, no ya Roberto ni Eduardo Bordonabe, el presidente del PSD que así pasará a ser un regidor de oposición. En un efecto igualmente inmediato, el sisma para los funcionarios afines a Yáñez y Bordonabe, unos veinte que a lo mejor pierden la “chamba”. Y el proyecto en el esquema del futurismo político, de que si en efecto el ex futbolista profesional se enrola en el PRD será para buscar la candidatura de este partido a gobernador de Morelos. Un resumen acaso simplista, según se han venido dando las cosas en el Ayuntamiento desde el inicio del trienio, pero que va más allá del rompimiento entre Cuauhtémoc y el PSD, el partido que lo postuló candidato a la alcaldía; y al mismo tiempo altera las circunstancias de los aspirantes a la gubernatura que militan en las mismas y en otras organizaciones políticas, habida cuenta la popularidad –que no preparación– del ex futbolista que les será un hueso duro de roer. Perredista de una corriente opuesta al grupo del gobernador Graco Ramírez, al senador Fidel Demédesis Hidalgo no le gustará ni tantito contender internamente por la candidatura de gobernador del sol azteca. El PRI no está en su mejor momento sino en el peor, adelantado el “destape” del diputado local Alberto Martínez González como el candidato de sus similares y sólo un par de alcalde priistas para que sustituya a Rodolfo Becerril Straffon en la presidencia estatal del tricolor, aplazado este cambio quién sabe hasta cuándo por el impase de la súbita “bendición” del presidente Enrique Peña Nieto al ex director de la Comisión Federal de Electricidad, Enrique Ochoa Reza, para que releve a Manlio Fabio Beltrones en la presidencia del PRI nacional luego de que el otrora partidazo perdió siete de las doce gubernaturas en las elecciones efectuadas 5 de junio anterior, algunas ante la coalición PRD-PAN. Al ser muy posible la alianza de los amarillos y los azules en la siguiente elección del gobernador de Morelos, la intromisión de Blanco dificultaría la contienda interna en ambos partidos por la candidatura de gobernador, en uno de los cuales el diputado federal panista Javier Bolaños Aguilar ha construido su candidatura pero llegado el momento el PRD alegaría el “derecho de piso” y eventualmente nominaría al “Cuauh”. Significado éste mismo y el rector de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos, Alejandro Vera Jiménez, como figuras electoralmente “interesantes”, a este último le quedarían las opciones de la candidatura independiente o de Morena, lo cual modificaría las condiciones del hoy candidato natural del partido de Andrés Manuel López Obrador, el senador Rabindranath Salazar Solorio. Todo esto y más porque Cuauhtémoc les habría pintado un violín a Yáñez y a Bordonave, debido a que el dirigente estatal del PRD, Rodrigo Gayosso Cepeda, habría operado esta jugada, después de que la semana antepasada se llevó a las hoy ex regidoras del PSD, Amelia Fernández Aguilar y Eugenia del Carmen Guadarrama González, y ahora jala a su parcela al ex futbolista que parecía lerdo pero resultó bravo en una maniobra a la cual no es ajeno su gurú “Manolo” Sanz, el español naturalizado mexicano quien de por sí ya era el “vicealcalde” de Cuernavaca. Total, un galimatías político pergeñado temprana la mañana de ayer cuando el rumor corregido y aumentado cobraba fuerza pero aún no era oficial. Y el ver para creer para la totalidad de los involucrados y los priistas que también codician la gubernatura de 2018: el coordinador regional de la Secretaría de Gobernación, Juan Salgado Brito, el diputado federal Matías Nazario Moreno, los respectivos delegados de la Sedesol y el ISSSTE, Jorge Meade Ocaranza y Guillermo del Valle; el presidente repetidor de la mesa directiva del Congreso Estatal, “Paco” Moreno; la ex candidata a la alcaldía citadina Marisela Velázquez Sánchez, la diputada federal Rosalina Mazari y tal y tal… ME LEEN MAÑANA.

 

Por: José Manuel Pérez Durán / [email protected]