Pobladores de Totolapan y Nepopualco sacaron el México bronco que,  si todos llevamos dentro, de ello hay eventos históricos en la región oriente de Morelos. Se dieron con todo, enfrentados primero en la carretera México-Cuautla, cerca de Atlatlahucan, y a poco en el centro de Totolapan. Brillaron los machetes la  mañana y el mediodía del lunes, menudearon los golpes, volcaron patrullas del Mando Único, incendiaron puestos de la Feria del Maíz, veinte resultaron lesionados y cinco fueron a parar al hospital. Desde meses atrás soplaban vientos de violencia que la autoridad no supo parar, opuesto un grupo de lugareños a la construcción de un mercado en la cabecera municipal porque, afirman, en el subsuelo del predio hay vestigios prehispánicos, pero la alcaldesa María de Jesús Vital Díaz está entercada en hacer la obra. Bóvedas que están a seis o siete metros de profundidad, asegura el grupo de lugareños que integran el “Comité del Rescate de los Túneles en Totolapan”, de las cuales ya fue abierta una y, aunque realizado un estudio por el Instituto Nacional de Antropología e Historia, sobre el resultado no han sido informado el pueblo. Por un lado la incertidumbre y por otro la expectación desataron la violencia. Aparentemente azuzados los de Nepopualco por la presidenta Vital, fue que se produjo el choque entre paisanos, y prendido el foco rojo fue hasta dos días después que autoridades federales, estatales y municipales así como representantes populares se sentaron a una mesa de diálogo, mas no abierta a todos los totolapenses, pues condiciones de seguridad no hay para ello, sino privada, resguardados los dialogantes en  el interior de la  torre de la región dos de la Comisión Estatal de Seguridad Pública. Si alcanzaron o no un acuerdo, no lo sabían en el pueblo, pero de cualquier manera el INAH es quien tiene la palabra. Si confirma que los túneles fueron hechos por manos indígenas antes de los tiempos de la colonia española, la construcción del mercado deberá ser en otro lugar, pero si el dicho estudio determina que se trata de oquedades naturales, ¿lo creerán los del Comité de Túneles?…  Habida cuenta la idiosincrasia de la zona oriente, mal haría la autoridad si a la brevedad posible no apaga el foco rojo de Totolapan. La urgencia de establecer ahí la paz está en la memoria colectiva de la zona oriente. Octubre de 2015. Dos secuestradores de Amayuca y Jantetelco  son linchados en Cohuecan, cerca de los límites con Morelos. Llevaban plagiada en una camioneta a una chica de 15 años que logró escapar, y tras ser localizados por un grupo de lugareños los matan a machetazos y balazos… Agosto de 2010. Las imágenes aparecen en la televisión nacional. Pobladores de Tetela del Volcán agarran a cuatro hombres y una mujer. Jóvenes los cinco, son atados al asta bandera del zocalito, los desnudan, prenden un círculo de fuego cerca de sus pies y, aterrados, se  confiesan secuestradores... Septiembre de 2014. Tlalnepantla es un polvorín. En medio de las fiestas patrias, una turba enardecida de la autodenominada Comisión de Barrios y Poblados irrumpe en la casa del ex alcalde Elías Osorio Torres. Golpean a su hija Bárbara Osorio Rayón, una muchacha de 18 años. Encolerizado, el tumulto va por Elías, quien a esas horas de la noche del “grito” se encuentra ausente. También allanan el domicilio del presidente del PRI municipal, Ricardo Espíndola Banderas. Pocos, los efectivos de la Policía Preventiva Estatal ni siquiera intentan contener a la muchedumbre. La atmósfera de tensión escalaba desde la noche del 13 y la madrugada del 14 de enero, cuando agentes de las policías Ministerial y Preventiva de Morelos recuperaron el Palacio Municipal para el grupo de Osorio y entre la balacera, los gritos y el incendio de una patrulla era asesinado el comunero Gregorio Sánchez Mercado… Tlayecac, marzo de 2003. Mariano García Escamilla, un joven de 21 años, es colgado por la multitud que se “justifica”: hacía dos años que le habían advertido que no lo querían ver en su pueblo. Tenía reputación de abigeo y era de Huazulco, municipio de Temoac... (Del tintero: del columnista. Echaba su rollo el dirigente nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza, el martes en el salón principal del Villa Bejar; era abucheado “Paco” Moreno por sus compañeros priistas cuando, voz en el desierto, Rafael Cepeda Aguilar reclamaba que nada decía Ochoa sobre el cambio de presidente del PRI estatal, Rodolfo Becerril Straffon… lo cual confirmaba la añeja división de los tricolores)… ME LEEN MAÑANA.

Atril
José Manuel Pérez Durán
[email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...