compartir en:

A tirones y jalones pero salió, como con sacacorchos. Apenas sea publicada la reforma constitucional en el periódico oficial “Tierra y libertad”, las parejas del mismo sexo que así lo deseen podrán casarse. Ya lo podían hacer, pero mediante la tramitología del amparo de la justicia federal. Al de ayer, pues, hay que inscribirlo como el día histórico en el que en Morelos quedó legalizado el matrimonio civil entre personas del mismo sexo. Fue una pelea entre el conservadurismo y el liberalismo la que se libró en el Congreso Estatal, postulado el desenlace por el diputado priista y presidente de la mesa directiva, Francisco Moreno Merino, como una reforma a la Constitución de Morelos que “se ajusta a los preceptos de las leyes juaristas, pues Morelos debe vivir en un estado libre, soberano y laico, donde los derechos humanos se respeten”. La enmienda llevó dos años, “congelada” la iniciativa a este respecto en la anterior Legislatura del gobierno panista de Marco Antonio Adame y reactivada hace un mes por el gobernador perredista Graco Ramírez. Salió avante con un solo voto de diferencia, puesta en este punto la discusión por el PAN que aseguraba tener 17 en contra ante el primer conteo que resumía 15 en contra, 12 a favor y 6 en positiva ficta (tácitamente favorables),  para un total de 18 a favor que al final quedó en 17, es decir, solamente uno más de la mitad del constituyente permanente en el que para efectos de reformas constitucionales se erigen los cabidos de los treinta y tres ayuntamientos. Votaron a favor : Cuautla, Emiliano Zapata, Huitzilac, Jantetelco, Jiutepec, Puente de Ixtla, Tetecala, Tlaquiltenango, Totolapan, Yautepec y Yecapixtla, y en contra Amacuzac, Atlatlahucan, Ayala, Coatlán del Río, Jojutla, Jonacatepec, Miacatlán, Temoac, Tepoztlán, Tetela del Volcán, Tlalnepantla, Tlaltizapán, Xochitepec, Zacatepec y Zacualpan de Amilpas. Sobre los incidentes de la sesión, que debió ser trasladada a otro recinto “por faltas de condiciones de seguridad”, ya se habrá enterado el lector. No fue sino hasta los primeros minutos de ayer en que fue emitida la declaratoria de la reforma al artículo 120 de la Constitución del estado de Morelos así como a disposiciones de los códigos Familiar y Procesal Familiar que regula la figura jurídica del matrimonio igualitario. Respetable como consecuente con su manera de pensar la posición de las organizaciones civiles que, opuestas al matrimonio entre personas del mismo sexo, tomaron el salón de sesiones del recinto parlamentario de Matamoros, si algo inusitado generó el evento es el comunicado del Legislativo estatal, una crónica que por eso consigno literalmente: Grupos radicales toman con violencia el Congreso del estado. Opositores al matrimonio igualitario irrumpen por la fuerza y se posesionan del Salón de Plenos impidiendo a los legisladores celebrar una sesión ordinaria. Grupos radicales tomaron por asalto el Congreso del Estado y lo mantienen en su poder hasta esta noche, con el objetivo de impedir que los Diputados de la LIII Legislatura celebren una sesión ordinaria y aborden el tema del matrimonio igualitario. Con lujo de violencia, una multitud de personas ligadas con organizaciones religiosas entraron a las instalaciones del Congreso por la puerta del estacionamiento, en la calle de No Reelección, para luego apostarse en el Salón de Plenos e impedir que los legisladores realizaran su trabajo. Al filo de las 19:00 horas, cuando estaba citada para iniciar la sesión, los grupos que se oponen a la reforma que regula la figura jurídica entre personas del mismo sexo, se colocaron en el acceso principal del Congreso y en la entrada del estacionamiento, exigiendo de manera violenta que se les dejara ingresar. En una oportunidad, decenas de personas encabezadas por miembros del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional que encabeza el diputado Carlos Alaniz Romero e integran los diputados Norma Alicia Popoca Sotelo, José Manuel Tablas Pimentel, Alberto Mojica Linares y Víctor Caballero Solano; consiguieron forzar su ingreso por la puerta del estacionamiento, para lo que golpearon a personal de seguridad –por lo que se levantó la denuncia correspondiente– y pasaron por encima de elementos de la fuerza pública que resguardaban la seguridad del inmueble. Ante la falta de condiciones y el grave riesgo de seguridad, hasta las 22:00 horas la sesión no pudo llevarse a cabo en el Salón de Plenos, donde hasta el momento permanece un numeroso grupo de rijosos... Le faltó decir: “consummātum est”… ME LEEN MAÑANA.

Por: José Manuel Pérez Durán / [email protected]