El diputado federal panista Javier Bolaños Aguilar le reclamó al alcalde Cuauhtémoc Blanco que por qué no cumple la ley de que el estacionamiento de vehículos automotores debe ser gratuito en plazas comerciales, en tiendas de autoservicio y en otros establecimientos públicos… pero el “Cuau” se salió por la tangente: le respondió que en lugar de hacer política “anticipada” jale recursos federales (para el Ayuntamiento). Presidente de  la mesa directiva de la Cámara Federal de Diputados, Bolaños pudo haberle revirado: “¿Y quién eres tú para decirme lo que debo o no debo hacer?”. Pero no lo hizo; habría caído en el juego del ex futbolista. El tema es que existe una ley que no han acatado los dueños de dichos lugares y ello afecta a docenas de miles de automovilistas, y que, dicho esto al estilo “coloquial” de Cuauhtémoc, a éste la ley le vale madre. Reformada en febrero de 2015 por iniciativa de Bolaños cuando era diputado local, la Ley de Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano Sustentable del Estado mandata que el uso de estacionamientos en plazas comerciales y supermercados debe ser gratuito. Y este es el punto. Comete así Cuauhtémoc omisión (¿sabrá con qué se come “eso”?), igual que su antecesor Jorge Morales Barud quien sobre el mismo ordenamiento legal hizo como que la virgen le hablaba. Pero el actual presidente municipal de Cuernavaca también comete desacato a la ley. A confesión de parte, relevo de prueba Sentenció: no habrá estacionamiento gratuito para nadie… porque “es obvio que en todo México y en todas partes del mundo se cobra el estacionamiento”… y que, dicho otra vez a su peculiar estilo, ¡que se chinguen los clientes de las plazas comerciales y las tiendas de autoservicio! El encontronazo ocurrió este miércoles en la sede de la Comuna, acompañado Bolaños de empresarios y comerciantes quien luego presentó una queja en la Contraloría Municipal para que investigue por qué el Alcalde incumple esta disposición legal, a pesar de que reiteradamente le ha advertido que debe aplicarla. Recordó: “Acudimos hace cuatro meses para exigir que pongan en práctica este ordenamiento legal y no hemos recibido respuesta. La ley considera desde una sanción hasta la destitución (del presidente municipal)”. Pero ignorante de la ley y de tantas cosas de la administración pública, o “broncudo” como solía estallar en las canchas futboleras, lo que sí sabe Cuauhtémoc es que en este país de impunidades la ley sólo se aplica a los débiles y rara vez a los poderosos. A propósito de esto mismo, en marzo de 2015 el entonces legislador local Bolaños se apersonó en la oficina del a la sazón secretario de la Comuna, Enrique Paredes Sotelo. El “intruso” no debatió, sólo entregó las firmas de seis mil cuernavacences exigiendo la gratuidad del estacionamiento, de constancias de la protesta a Morales Barud. O sean, la Plaza Galerías, el conjunto de comercios La Selva, el edificio Las Plazas, las tiendas de auto servicio así como los nosocomios privados, los restaurantes y bares que teniendo o no áreas para que aparquen los clientes de todos modos apoquinan por el ballet parking. ¿Pero sabe el lector cuándo será esto gratis? ¡Nunca! Cuestión más de voluntad política que de ley. Si el Ayuntamiento de la capital y los del interior se resisten a aplicar este ordenamiento ello se debe a los recursos que dejarían de recaudar por las licencias de estacionamiento y las sumas multimillonarias que ganan las grandes empresas cobrando por un servicio que de acuerdo a la ley hace dos años debería ser gratis. Otra cosa es que Cuauhtémoc asuma el papel de “autoridad electoral”, postulando que Bolaños “ya se adelantó pues hace campaña para 2018”, que “nada más quiere publicidad gratuita para jalar votos”. El edil simula que no se ha dado cuenta de que tantos aspirantes a la gubernatura hacen política, del PAN, PRI, PRD, Movimiento Ciudadano, Morena y de otros partidos, a través de cargos diferentes y de maneras distintas: el mismísimo Bolaños, Matías Nazario, Juan Salgado Brito, David Jiménez González, Jorge Meade Ocaranza, Jorge Morales, Jaime Álvarez Cisneros, Francisco Moreno Merino, Matías Quiroz Medina, Rabindranath Salazar Solorio, Agustín Alonso Mendoza, José Manuel Agüero Tovar y tal y tal incluidas las circunstancias del rector de la UAEM, Alejandro Vera Jiménez y del ex sacerdote Antonio Sandoval Tajonar que “suenan” para candidatos independientes. O el propio Cuauhtémoc, quien igualmente ansía ser gobernador. Es válido, tienen derecho; lo que no se vale es que el “Cuau” se pase de listo para no cumplir la ley… ME LEEN EL DOMINGO.

Por: José Manuel Pérez Durán / [email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...